domingo, 26 de marzo de 2017

La Hora del Planeta 2017

Hace pocas horas atrás tuvo lugar “La Hora del Planeta 2017”, el mayor movimiento ambiental del mundo volvió este sábado 26 de marzo a desarrollar una iniciativa a nivel global que invitó a apagar la luz como símbolo de preocupación por el cambio climático.

Este peculiar evento tiene como frase emblemática “ El Planeta primero. Que nadie te pare” una frase que con letras gigantes no hace más que resumir la idea del movimiento que la convoca. El Planeta debe estar primero por ello cada año se invita a “apagarse” y a relegar la prioridad pero en virtud de las urgencias del medio ambiente.

El compromiso con esta lucha se realiza para demostrar el compromiso por la lucha que todos debemos hacer contra el cambio climático. Así, ciudades grandes y pequeñas de todo el mundo apagaron las luces de sus edificios más emblemáticos, un gesto simbólico que buscó como en otros años dar carácter oficial a la iniciativa ambientalista.


Un apagón simbólico de trascendencia mundial se ha convertido con el paso de los años en la mayor iniciativa del mundo en defensa del medio ambiente y de la humanidad. Con el propósito de trascender las palabras y actuar de una manera constructiva en defensa del Planeta, involucrando a todas las personas para que formen parte de manera activa y eficaz de un evento que trasciende las fronteras.

Impulsada a nivel global por WWF, la Organización Mundial de Conservación, esta iniciativa busca que todas las personas tomen consciencia de que la alteración del clima se atribuye en gran parte a la actividad humana que provoca problemas graces a la composición de la atmósfera. 

Las consecuencias de calentamiento global ya se están poniendo de manifiesto, pues el cambio climático se expresa en la pérdida de la biodiversidad pero también en el derretimiento de glaciares, la acidificación de los océanos y los cambios en los hábitats.

El impacto negativo también repercute de forma directa en todas las actividades humanas y afecta a millones de personas ocasionando muertes y pérdidas millonarias cada año en todo el mundo.

Esta edición 2017 de La Hora del Planeta tuvo como objetivo consolidar el cambio de consciencia que entró en vigor con el acuerdo de París contra el cambio climático celebrado en noviembre de 2016 y se espera que cada año se repita como recordatorio a todos los habitantes del Planeta.

viernes, 17 de marzo de 2017

Descubrimiento: El primer anfibio fluorescente

Un grupo de científicos argentinos y brasileños hallaron en la provincia de Santa Fe, Argentina, el primer anfibio fluorescente, se trata de una rana cuyo nombre científico es “Hypsiboas punctatus”. La importancia de este hallazgo está en que se trata del primer anfibio de este tipo y el otro punto es saber cómo se produce el fenómeno de su fluorescencia.

A pesar que en el mundo existen muchos animales con “brillo propio” este anfibio es el primero del que aún los científicos no tenían noticia. Este grupo interdisciplinario de investigadores encontraron esta especie rara de rana arborícola que puede encontrarse en otro lugares de Sudamérica.

El estudio sobre este fenómeno fue publicado en la revista Proceedings of the National Academy of Sciences, y en este informe se afirma que el equipo de investigación detectó ejemplares jóvenes y también adultos de la peculiar rana fluorescente, algo que se comprobó es que cuando se los iluminaba con una luz de tipo UV-A/azul generaban intensa fluorescencia.


Este hallazgo modifica lo que se conoce hoy sobre la fluorescencia en ambientes terrestres y ha permitido encontrar nuevas sustancias fluorescentes que en el futuro podrían tener aplicaciones científicas o tecnológicas.

El fenómeno, según los científicos, se da por la combinación entre emisión de glándulas de la piel de la rana y de linfa, que filtrada por las células pigmentarias de la piel translúcida, conforma este fenómeno.

Otro dato importante es que algunas de las características de estos anfibios son compartidas por otros tipos de ranas. Por lo tanto este fenómeno abre hoy las puertas a más estudios sobre temans tales como ecofisiología y comunicación visual de anuros, y la posibilidad de un potencial desarrollo biotecnológico.

La florescencia un fenómeno conocido en varios grupos de peces y que ahora surge también en anfibios en los que aún no se sabe en detalle como es que se genera, por lo tanto este fenómeno aún sigue siendo extraño y por ello abre las puertas a descubrir nuevos misterios.