martes, 2 de mayo de 2017

Energías renovables llegan al mundo agrícola

Las energías renovables, de las que tanto se habla hoy, llegan al mundo agrícola para eliminar la polución que causan los gases que se producen en esos espacios de la naturaleza, como el CO2, proveniente de la combustión del carburante utilizado para el funcionamiento de las máquinas o el metano que se genera a través de la cría de ganado.

Ahorrar energía y preservar el medio ambiente es imprescindible también en el área agrícola actual. El aumento del precio del petróleo, es otro factor importante, que hace que las energías renovables sean tan importantes en la agricultura, pues bajando los costes de la producción los precios de venta también mejorarán.

Asimismo, los agricultores siempre han conocido los secretos para sacar mejores resultados utilizando el sol en el pasado, pero con la llegada del uso masivo de combustibles fósiles todo cambió y generó una dependencia de la agricultura que produjo daños al medio ambiente.

En la actualidad el uso de energías renovables como el fotovoltáico, el solar térmico, o la energía eólica y la biomasa es de gran ayuda para salvaguardar el entorno natural ya que la agricultura se ha adaptado a este tipo de medio.


Así, las fuentes de energías limpias que hoy es posible utilizar en granjas no solo respetan el medio ambiente sino que representan un ingreso extra para los agricultores, siendo por lo tanto una de las razones principales para adoptar este cambio.

Utilizar el secado en granero solar es la opción más sustentable para conseguir heno de buena calidad, mejorando además la salud de los animales y ahorrando energía eléctrica. Por su parte las instalaciones fotovoltaicas a través del uso de paneles permite producir electricidad sin ruido ni contaminación, con un desgaste menor particularmente recomendado para la ganadería de bovinos y caprinos.

La energía eólica puede ser muy ventajosa en las granjas sobre todo cuando pueden ser despejados los equipamientos en terrenos que puedan acoger un aerogenerador doméstico. Con una ventaja extra que es la posibilidad de revender el excedente de electricidad eólica generada a un operador de electricidad.  
Por último, la producción de biogas, a través de la fermentación metánica de excrementos animales o residuos vegetales transforma a la agricultura en uno de los sectores más favorables para este tipo de generación de energía pues los agricultores tienen la materia prima a disposición.