martes, 26 de abril de 2016

Tres décadas del desastre de Chernóbil

Hoy se conmemoran tres décadas del desastre de Chernóbil, la peor tragedia nuclear de la historia, una explosión en el cuarto reactor central de esa central que ocurrió durante uno de los ensayos que realizaban los científicos.

Se calcula que la cantidad de radiación que fue liberada ese nefasto día en Chernóbil fue cien veces mayor que las del las bombas de Hiroshima y Nagasaki juntas, dejando un saldo de 31 muertes como víctimas directas y entre 4000 y 41000 personas que fueron muriendo posteriormente por enfermedades producidas por la radiación a la que estuvieron expuestas.

Así, con motivo de la conmemoración de este trágico aniversario fue organizada una conferencia en París donde se dieron precisiones sobre las obras del nuevo sarcófago y del arco de protección del reactor que se encuentran aún en construcción.


Se espera que las obras culminen el próximo año, pero como es necesario descontaminar el contenido del sarcófago en realidad las obras estarán totalmente terminadas recién en el año 2023. Cabe recordar que hoy el drama de Chernóbil sigue teniendo vigencia ya que después del desastre nuclear miles de personas fueron evacuadas pero también muchas de ellas retornaron a sus hogares desafiando la radiación y hasta algunos comen los alimentos que cultivan en sus huertas.

Según los investigadores existen en la actualidad poblaciones que viven en las zonas contaminadas ya que es imposible desplazar ocho millones de personas y el problema mayor es que para sanear adecuadamente la vida de la población afectada sería necesaria una enorme inversión.

Aunque parezca una paradoja las áreas contaminadas están hoy más verdes y con más animales que antes del desastre del reactor y según los expertos esto se debe a que, en los últimos 30 años, no han sufrido la acción del hombre.

Hoy, la emoción y el recogimiento estuvieron presentes en la ceremonia en Slavutich, ciudad construida después de la tragedia de Chernóbil y que sirvió para acoger a las 350.000 personas evacuadas de lo que sigue siendo hasta hoy una zona de exclusión.