domingo, 28 de febrero de 2016

París incentiva el uso de la bicicleta

Tanto la promoción de los coches eléctricos o las bicicletas busca concienciar sobre una movilidad más sostenible. Esto lo ha llevado a la práctica la ciudad de París que busca convertirse en la “capital mundial de la movilidad sostenible a través de una política que busca terminar totalmente con la polución atmosférica.

Y es que se ha comprobado que cuantos más coches haya en las ciudades mayor será la polución ambiental, surgiendo entonces un “París sin coches” una propuesta que lleva varios activa pero que en el último tiempo se ha transformado en una verdadera guerra declarada a la contaminación del ambiente.

Diferentes medidas han sido aplicadas en los últimos años en París y todas ellas relacionadas con la prohibición de coches diésel, eliminar el parque automovilístico más viejo y la creación de más zonas peatonales, dando como resultado una disminución en la contaminación del aire en la capital francesa.


Es necesario recordar que según estudios realizados por Airparif, la agencia de vigilancia de la polución, la contaminación del medio ambiente causa unas cuarenta mil muertes prematuras ya que entre dos y cuatro millones de parisinos están expuestos a una calidad de aire inadecuada, con un nivel de contaminación muy alto.

Con el objetivo de disuadir el uso del coche en París se ha invertido en proyectos para lograr una ciudad más verde y convertirse en el futuro en la “capital mundial de la bicicleta” y para ello tiene planeado invertir unos 150 millones de euros para duplicar el número de carriles de bicicletas en la ciudad, además de instalar más aparcamientos de bicis e incentivar la compra de estos vehículos.

El objetivo es cambiar el coche por la bici y las autoridades parisinas creen que tendrán éxito ya que todos sus proyectos cuentan con gran popularidad, siendo la expectativa que si el plan sale según lo previsto en París se triplicarán los usuarios de bicicletas para el año 2020.

martes, 16 de febrero de 2016

Virus Zika, una enfermedad que se propaga

El virus Zika, desconocido hasta hace unos meses atrás es ahora una enfermedad que se propaga por América Latina desde 2015, cuando las autoridades de Brasil comenzaron a estudiar un brote que se presentaba con erupciones en la piel y que en poco tiempo afectó a seis Estados del noreste del país. 

En la actualidad 20 países Latinoamericanos, según lo ha informado la Organización Panamericana de la Salud, ya han reportado la detección del virus zika en sus territorios y el número crece cada día. Quienes padecen Zika suelen presentar fiebre, conjuntivitis, cefalea y exantema, todos síntomas que pueden durar entre 2 y 7 días, no existiendo vacuna ni tratamiento específico para su tratamiento. 

Este virus fue detectado por primera vez en Uganda en 1947 y era transmitido por mosquitos a monos, posteriormente en 1952 ya se lo pudo identificar como transmisor también a los humanos tanto en Uganda como en Tanzania, registrándose brotes importantes en África, América Latina, Asia y el Pacífico.

La enfermedad transmitida por el virus Zica tiene un período de incubación que es de pocos días desde la exposición al mosquito transmisor y la aparición de los síntomas, con un malestar general que suele durar entre 2 y 7 días. Sin embargo, ahora las autoridades brasileñas han notificado de potenciales complicaciones a nivel neurológico y autoinmune, además de haberse detectado un aumento de las infecciones en la población en general.


Lo más preocupante es que también se ha establecido un aumento importante en recién nacidos con microcefalia en el nordeste de Brasil y al hacerse investigaciones más profundas se pudo determinar la conexión entre el Zika y esta enfermedad, aunque aún es necesario realizar otras investigaciones para entender mejor la relación existente.

La transmisión del virus Zika es a través de la picadura de mosquitos infectados del género Aedes aegypti en las regiones de climas tropicales. Este mosquito también transmite otras enfermedades tales como dengue, la fiebre chikungunya y la fiebre amarilla.

A través de los síntomas es posible detectar el virus pero su confirmación requiere de pruebas de laboratorio, siendo la prevención la mejor arma para luchar contra el Zika, y para ello es necesario reducir el mosquito. Para poner en marcha la prevención es necesario eliminar los lugares de cría del mosquito transmisor y utilizar repelentes de insectos, ropas de colores claros que cubran todo el cuerpo de ser posible.

Ya para evitar la proliferación de estos mosquitos transmisores de Zica es importante vaciar, limpiar o cubrir los utensilios que puedan acumular agua, tales como vasos, envases de plástico como botellas, macetas o neumáticos, eliminando así lugares de cría de mosquitos.

Por último, se recomienda a los viajeros que visiten las zonas de riesgo adoptar todos los procedimientos de prevención para evitar las picaduras de estos mosquitos utilizando repelentes con Icaridina.

sábado, 13 de febrero de 2016

Bosques flotantes para reforestar el Planeta

Los bosques flotantes son en la actualidad una alternativa innovadora para la reforestación del Planeta Tierra y por ahora se han llevado a cabo dos proyectos, uno utilizando un barco centenario y otro en la ciudad de Róterdam.

En ambas situaciones el proyecto tiene como objetivo compensar la gran pérdida de zonas verdes en diferentes lugares del mundo y en la actualidad se han elegido la capital holandesa y la bahía de Sydney.

Bahía de Sydney

Un gran barco abandonado con más de cien años de vida se ha transformado en un verdadero bosque flotante albergando diferentes especies de animales y plantas. La embarcación se encuentra al oeste de la bahía de Sydney y es el SS Ayrfield.

Tanto los lugareños como eventuales visitantes y turistas llegan hasta esta zona para fotografiar las más bonitas vistas de esta reliquia que ahora sorprende con su nuevo rol relacionado con la naturaleza, embelleciendo el paisaje a orillas de Homebush Bay, al oeste de Sydney, lugar donde en el año 2000 se realizaron los Juegos Olímpicos.

Impresiona como este antiguo barco es hoy un atractivo bosque flotante en el que han crecido árboles de mangle, dejando atrás su pasado como embarcación de vapor que llevaba provisiones a las tropas estadounidenses durante la Segunda Guerra Mundial.



Bosque flotante en Rotterdam

El próximo 16 de Marzo de 2016, un bosque flotante albergará 20 árboles en la ciudad de Rotterdam, un trabajo inspirado en la obra de Jorge Bakker llamada “In Search Of Habitus”.

Después de una prueba con éxito en 2014, ahora este proyecto se hace realidad en un magnífico bosque flotante realizado a partir de materiales pre-existentes.

Los árboles serán donados por Bomendepot y cada vez que una parte de la ciudad de Rotterdam se renueve los árboles removidos en vez de ser destruidos serán nuevamente plantados en viejas oyas provenientes del Mar del Norte.