miércoles, 21 de septiembre de 2016

Edificios verdes

Ante el crecimiento constante de las ciudades las zonas verdes van desapareciendo para dejar lugar a edificios y carreteras, de ahí que los árboles y plantas, tan importantes para la vida van siendo cada vez menos.

Sin embargo, ante ese crecimiento de las ciudades existen también cada vez más proyectos que buscan transformarlas no solo en espacios visualmente bonitos sino también sostenibles y rodeados de naturaleza.

Uno de esos proyectos, que ya han adoptado diferentes ciudades es colocar plantas en las paredes de los edificios. Se trata de un proyecto ecológico cuya propuesta parece ser sencilla de llevar a cabo como es colmar las paredes de los edificios de plantas cuyo objetivo es paliar la contaminación ambiental y brindar una belleza innovadora a las torres de cemento.

Pero la iniciativa no es solo fomentar el aumento de zonas verdes en la ciudad sino ayudar a la purificación del aire contaminado ya que plantas y árboles son fundamentales para eliminar el dióxido de carbono y brindar oxígeno, algo imprescindible para la vida.

Este tipo de alternativa de llenar de plantas las paredes de un edificio también tiene como objetivo dar un toque de color resultando una buena solución para el medio ambiente, la estética a través de un plan asequible que por ahora se está aplicando solo a pequeña escala.


Los expertos en temas ambientales señalas los espacios verdes creados en las paredes de los edificios no solo ayuda al medio ambiente sino que también es una excelente protección contra el calor en las grandes ciudades.

Esta idea nace originariamente con los denominados “techos verdes” avanza ahora con la creación de crear paredes cubiertas de vegetación, pero no tomadas por plantas, algo que generaría mucha humedad sino un tipo de plantación que permita realizar riegos habituales y sean espacios sencillos de limpiar.

Para conseguir una “pared verde” adecuada es necesario una planificación perfecta ya que el sistema de riego es constante y las plantas son especialmente elegidas para crecer en superficies verticales. 

Este tipo de paredes verdes ya están siendo instaladas en algunos lugares público de Nueva York siendo un sistema que progresivamente se espera llegue también a edificios y residencias para embellecer las ciudades y hacer el ambiente más sustentable.