domingo, 12 de junio de 2016

Granja-escuela y la agricultura urbana

Cada vez más iniciativas y también recursos se dedican a incentivar las granjas-escuelas y la agricultura urbana. Así, organismos pertenecientes a la ONU dicen que ya para el año 2050 un 80% de la población vivirá en zonas urbanas de ahí la importancia de comenzar desde ahora con ese tipo de educación.

Existen muchos lugares en el mundo que participan de la producción urbana de alimentos y entre ellos los vegetales son los más cultivados por ser imprescindibles para una dieta nutritiva y equilibrada, protegiendo el medio ambiente.

Así, por ejemplo una granja-escuela de Nueva York brinda formación en agricultura urbana para los vecinos y lo hace utilizando un programa especial además de seminario para todas aquellas personas interesadas en el tema.

Desde las terrazas hasta los invernaderos y pasando por lo huertos escolares y los urbanos estimular la agricultura en las ciudades se ha convertido en una práctica que avanza y representa hoy toda una revolución. Los niños también forman parte de estos proyectos y lo hacen desde muy pequeños a través de actividades lúdicas que les enseñan a cultivar sus propios alimentos, una actividad divertida y entretenida al aire libre.

Semillas, plantas y todos los elementos necesarios brindan a los niños la oportunidad de producir pequeñas cosechas y que después no solo cosechan sino que también llevan a sus hogares.



Este tipo de enseñanza se está implementando en varios países y sirve de orientación en los primeros años de escolarización convirtiendo la agricultura urbana un motivo de diversión y aprendizaje que permite a los niños cultivar sus propios alimentos de manera sustentable.

En la actualidad Golden Bridges School de San Francisco se encuentra desarrollando un proyecto de granja-escuela, se trata de un edificio en el que funcionará esta actividad con enfoque ecologista que educará a los niños de edad pre-escolar basado en la educación Waldorf, orientada al desarrollo apropiado a cada edad y de acuerdo al desarrollo evolutivo.

Esta escuela-granja será un “edificio vivo” y tendrá paredes y tejados verdes, un lugar perfecto para que los pequeños disfrutes de un espacio de encuentro y actividades de cultivo urbano.

Aquí podrán desarrollar sus proyectos de granja seguros y al aire libre. Los niños podrán cultivar aquí vegetales de todo tipo y también hierbas y todo en el marco de un edificio de estilo futurista en el que abundan los jardines verticales, tejados verdes y huertos, en un esquema que intenta combinar la filosofía ecológica e innovadora.