viernes, 17 de junio de 2016

Calentamiento global consecuencias en los cítricos

Elevadas temperaturas, falta de recursos hídricos no favorecen el cultivo de cítricos sobre todo en países con poca infraestructura para enfrentar los problemas que se suman con el calentamiento global. Y es que la vegetación tendrá problemas cada vez más graves con el cambio climático y algunos de ellos ya han sido estudiados.

En 2001 la Universidad de Navarra comenzó a hacer un trabajo con invernaderos de gradiente térmico con el objetivo de estudiar la respuesta de las plantas en condiciones extremamente adversas. Asismismo, otra investigación  analizó el impacto de estrés que puede causar el cambio climático en los cultivos de cítricos.

Sequía y calor excesivo son los principales problemas y los resultados de este trabajo publicado en la revista BMC Plant Biology brindan algunas respuestas sobre el tema.

En vez de estudiar de forma aislada las elevadas temperaturas y la falta de recursos hídricos en el cultivo de cítricos se sumaron a estos dos factores el estrés y el trabajo se profundizó en el impacto de la sequía y el calor en dos de los parámetros más comunes utilizados para el cultivo de cítricos.

La conclusión más importante de estas investigaciones fue que utilizando el Citrange Carrizo en la mayor parte de las variedades citrícolas cultivadas en Valencia dio como resultado ser más tolerante a la combinación de sequía y calor.


Esta mayor tolerancia se deben a un aumento de la transpiración de estos cítricos que daría lugar a una temperatura menor de las hojas, además de una menor incidencia de “estrés oxidativo” y tambien de los resultados hormonales con naranjos más adaptados a un clima extremo.

A través de este estudio se ha logrado tener una aproximación inicial sobre hacia dónde es necesario avanzar en cuanto a los patrones de cítricos que deban cultivarse con factores climáticos reales totalmente modificados por el calentamiento global logrando entonces una mayor resistencia de los cítricos ante condiciones climáticas más extremas.

Los cambios climáticos debidos al calentamiento global que afectan el planeta y que ya pueden verse en el área mediterránea hace necesario contar con técnicas que mejores la genética y los cultivos biotecnológicos.

Encontrar mecanismos de tolerancia de los cítricos y otros cultivos a los efectos del clima cambiante con sequías e inundaciones es fundamental para conseguir respuestas adecuadas y evitar los trastornos del calentamiento global que es ya un problema instalado.