lunes, 30 de mayo de 2016

Gibraltar, energía eléctrica utilizando las olas del mar

El gobierno de Gibraltar acaba de presentar hoy un innovador proyecto de energía renovable que utiliza las olas del mar. Así, se ha inaugurado oficialmente la nueva planta de generación de energía gracias a un convenio suscrito entre el gobierno de este país con la empresa Eco Wave Power.

Se trata de un acuerdo que a su vez forma parte de un plan general del gobierno para aumentar el nivel de uso de las energías renovables en Gibraltar y reducir de esta forma la dependencia del país de combustibles fósiles caminando hacia un futuro de energía más sostenible. La empresa Eco Wave Power aprovecha la ubicación estratégica de Gibraltar y las olas del mar para llevar adelante este proyecto.

La compañía internacional de energía con sede en Israel utiliza tecnologías especiales para capturar y convertir la energía de las olas en electricidad de bajo coste. El sistema es sumamente seguro pues cuenta también con distintos mecanismos de protección anti-ondas de choque y anti-tormentas y la presentación del proyecto contó con una amplia agenda donde pudieron presentarse las proyecciones estimadas de producción de electricidad.


Esta es una planta piloto conformada por ocho plataformas flotantes de un metro cuadrado instaladas en un espigón donde constantemente baten las olas del mar que, serán a partir de hoy, una de las fuentes encargadas de suministrar energía eléctrica a Gibraltar, que decidió apostar a este método debido a las limitaciones de espacio que tiene su territorio para utilizar sistemas como el solar o eólico.

La primera instalación está ubicada en la zona de levante de El Peñón y se estima que generará unos 0,5 megavatios. Además, mientras la energía solar depende del sol, la eólica del viento la opción de las olas hace que pueda producirse energía todo el tiempo.

Este sistema es una buena solución y se espera que con el tiempo se utilice en más puntos de la costa pues la instalación es sencilla, no provoca impacto negativo medioambiental y es fácil de mantener además de más baratos que otros sistemas.

El objetivo es también ayudar a reducir la contaminación en el planeta, un principio con el que Gibraltar se ha identificado y en el futuro identificará otros espacios para ampliar la instalación original ya que la idea es que este sistema pueda generar “a medio plazo” hasta 10 megavatios que representará la tercera parte de la energía que requiere el Peñón.