domingo, 28 de febrero de 2016

París incentiva el uso de la bicicleta

Tanto la promoción de los coches eléctricos o las bicicletas busca concienciar sobre una movilidad más sostenible. Esto lo ha llevado a la práctica la ciudad de París que busca convertirse en la “capital mundial de la movilidad sostenible a través de una política que busca terminar totalmente con la polución atmosférica.

Y es que se ha comprobado que cuantos más coches haya en las ciudades mayor será la polución ambiental, surgiendo entonces un “París sin coches” una propuesta que lleva varios activa pero que en el último tiempo se ha transformado en una verdadera guerra declarada a la contaminación del ambiente.

Diferentes medidas han sido aplicadas en los últimos años en París y todas ellas relacionadas con la prohibición de coches diésel, eliminar el parque automovilístico más viejo y la creación de más zonas peatonales, dando como resultado una disminución en la contaminación del aire en la capital francesa.


Es necesario recordar que según estudios realizados por Airparif, la agencia de vigilancia de la polución, la contaminación del medio ambiente causa unas cuarenta mil muertes prematuras ya que entre dos y cuatro millones de parisinos están expuestos a una calidad de aire inadecuada, con un nivel de contaminación muy alto.

Con el objetivo de disuadir el uso del coche en París se ha invertido en proyectos para lograr una ciudad más verde y convertirse en el futuro en la “capital mundial de la bicicleta” y para ello tiene planeado invertir unos 150 millones de euros para duplicar el número de carriles de bicicletas en la ciudad, además de instalar más aparcamientos de bicis e incentivar la compra de estos vehículos.

El objetivo es cambiar el coche por la bici y las autoridades parisinas creen que tendrán éxito ya que todos sus proyectos cuentan con gran popularidad, siendo la expectativa que si el plan sale según lo previsto en París se triplicarán los usuarios de bicicletas para el año 2020.