sábado, 13 de febrero de 2016

Bosques flotantes para reforestar el Planeta

Los bosques flotantes son en la actualidad una alternativa innovadora para la reforestación del Planeta Tierra y por ahora se han llevado a cabo dos proyectos, uno utilizando un barco centenario y otro en la ciudad de Róterdam.

En ambas situaciones el proyecto tiene como objetivo compensar la gran pérdida de zonas verdes en diferentes lugares del mundo y en la actualidad se han elegido la capital holandesa y la bahía de Sydney.

Bahía de Sydney

Un gran barco abandonado con más de cien años de vida se ha transformado en un verdadero bosque flotante albergando diferentes especies de animales y plantas. La embarcación se encuentra al oeste de la bahía de Sydney y es el SS Ayrfield.

Tanto los lugareños como eventuales visitantes y turistas llegan hasta esta zona para fotografiar las más bonitas vistas de esta reliquia que ahora sorprende con su nuevo rol relacionado con la naturaleza, embelleciendo el paisaje a orillas de Homebush Bay, al oeste de Sydney, lugar donde en el año 2000 se realizaron los Juegos Olímpicos.

Impresiona como este antiguo barco es hoy un atractivo bosque flotante en el que han crecido árboles de mangle, dejando atrás su pasado como embarcación de vapor que llevaba provisiones a las tropas estadounidenses durante la Segunda Guerra Mundial.



Bosque flotante en Rotterdam

El próximo 16 de Marzo de 2016, un bosque flotante albergará 20 árboles en la ciudad de Rotterdam, un trabajo inspirado en la obra de Jorge Bakker llamada “In Search Of Habitus”.

Después de una prueba con éxito en 2014, ahora este proyecto se hace realidad en un magnífico bosque flotante realizado a partir de materiales pre-existentes.

Los árboles serán donados por Bomendepot y cada vez que una parte de la ciudad de Rotterdam se renueve los árboles removidos en vez de ser destruidos serán nuevamente plantados en viejas oyas provenientes del Mar del Norte.