jueves, 28 de enero de 2016

Baterías que se recargan con el movimiento

Con los nuevos avances de la tecnología cada día aparecen nuevos accesorios para los teléfonos móviles, pero hasta ahora la carga de la batería y su duración seguía siendo un problema.

Hoy los móviles requieren de mayor potencias, diseños más sofisticados, delgados y con infinidad de procesos y herramientas que los usuarios requieren para su día a día, por esa razón también acababan teniendo que cargar el teléfono más de una vez al día. Pero parece que ese problema en poco tiempo tendrá una creativa solución, se trata de las baterías que se recargan con el movimiento. 

Así, el MIT (Instituto de Tecnología de Massachusetts) de Estados Unidos, acaba de publicar un estudio en el que se habla de cómo crear una batería que podrá recargarse solo con el movimiento que realiza el usuario, o sea que cuando una persona se desplaza llevando encima su teléfono móvil el mismo se cargaría por si solo. Este innovador proyecto trata así de colaborar aportando una herramienta que permite disfrutar de baterías mejores con mayor duración y sobre todo autónomas y renovables.


Los investigadores explican que esta es una tecnología denominada electro-química que se basa en un principio simple de ligera flexión de láminas de metal y polímero una sobre otra que se sumergen en electrolito líquido.

De esta forma se podría crear, recoger y también almacenar la energía proveniente de los propios movimiento y actividades diarias que realiza una personas como por ejemplo caminar. Por otra parte, como son placas flexibles y muy ligeras pueden adaptarse a dispositivos como los ‘wearables’ eliminando las posibles dificultades que provocan los materiales tradicionales. Este es un sistema similar al de las baterías de iones de litio y por ello sería posible producirlo de manera masiva y ser de coste bajo.

Además, siendo una batería flexible que puede doblarse y soportar distintas presiones que producen un determinado voltaje y corriente eléctrica que pasa por un circuito eléctrico que envía la electricidad al dispositivo para que sea cargados.

Si bien ya existen hoy otras ideas que se relacionan con los conceptos de movimiento y presión las características de este sistema novedoso es apreciado por ser además sencillo incorporarlo a los aparatos electrónicos de uso habitual como el teléfono móvil.