domingo, 31 de enero de 2016

Aumenta la temperatura del Planeta y se extinguen los anfibios

Sensibles a la contaminación ambiental el aumento de la temperatura del Planeta también causa la extinción de los anfibios. Este aumento de la temperatura a nivel global es responsable de que muchas especies de ranas se encuentren al borde de extinguirse.

Este fenómeno viene siendo monitoreado por científicos y según los resultados el cambio climático ya ha causado la extinción de una gran cantidad de especies de anfibios y podría ocasionar más episodios similares y también la propagación de enfermedades en todo el mundo.

Y es que el aumento de las temperaturas viene amenazando la supervivencia de la flora y fauna de todo el mundo, existiendo casos notables como los de los arrecifes de coral del Caribe donde crecen peces endémicos que no pueden trasladarse y mueren por sobrecalentamiento.

Ya hemos escuchado hablar sobre el calentamiento global que tantos estragos ha causado en el mundo y entre ellos el de los anfibios aún en el futuro ocasionará pérdidas que serán irreversibles en la biodiversidad si no se hace algo de inmediato.


Según los científicos el calentamiento global ha permitido que un hongo denominado quítrido que prospera sobre todo en Costa Rica y varios países vecinos, mata a las ranas por que se adhiere a su piel permeable y sensible, crece sobre ella y libera una toxina que es letal.

Unas 110 especies de los anfibios que una vez vivían cerca de los arroyos en las zonas tropicales de América Central y del Sur han desparecido entre los años 1980 y 1990 entre ellas las ranas arlequín que desparecieron de lugares en los que habitualmente podía encontrárselas.

Lo más alarmante es la cantidad de anfibios que están hoy experimentando un descenso importante África, Asia y América del Norte causando una grave crisis de la biodiversidad y los anfibios parecen ser unos de los grupos más afectados.

La consecuencia de la desaparición de anfibios puede causar un aumento explosivo de insectos ya que la mayoría de ellos se alimento de invertebrados algo que puede ser perjudicial en la agricultura. 

De producirse un aumento en las plagas por la falta de anfibios las pérdidas económicas serían incalculables, sumándose a esto que el calentamiento global causará en el futuro que se extiendan las zonas en las cuales los insectos habitan y esto traería problemas más graves para las próximas generaciones.