martes, 29 de julio de 2014

Software para reducir coste de energía en aeropuertos

Un nuevo software está siendo probado en los aeropuertos de Italia, se trata de un programa que puede reducir un 20% de las emisiones de CO2 y ayuda a reducir los costes de energía.

Este nuevo sistema llamado Cascade, se prueba en la actualidad en los aeropuertos de Fiumicino y Malpensa y según sus creadores su uso permitiría ahorrar unos 6000 Mwh que equivalen a unos 42.000 toneladas de Co2 representando un ahorro de 840.000 euros al año en estas dos terminales italianas.

El Cascade fue desarrollado por investigadores de Italia, Alemania, Irlandia y Serbi y se trata de un sistema de sensores que tienen como finalidad ayudar a reducir las emisiones de CO2 además de ofrecer un importante ahorro en los costes de energía que requiere un gran aeropuerto, un proyecto que recibirá más de dos millones de euros de ayuda proveniente de la Unión Europea.

Los sensores y medidores permiten brindar información que es dirigida a una base de datos central,además de tener aptitudes para detectar fallos en los ventiladores que están funcionando cuando no es necesario haciendo lo mismo cuando la calefacción y refrigeración se activan por un error de forma simultánea.


Este novedoso software también puede sugerir ciertas acciones para corregir los errores a través de mensajes a los equipos que gestionan la energía y el mantenimiento generando así un potencial ahorro de energía.

Además de la Unión Europea también el Consejo Internacional de Aeropuertos (ACI Europa), representando hoy más de cuatrocientas cincuenta terminales aéreas, se comprometió a apoyar este proyecto y se espera que el nuevo sistema comience a ser utilizado el próximo año pero ya en forma general.

Según los investigadores los aeropuertos serán así no solo más inteligentes gracias a las nuevas tecnologías sino que también serán más verdes ya que se protegerá el medio ambiente pues el nuevo sistema Cascade asegura sostenibilidad a un precio asequible y que además permitirá ahorrar dinero

martes, 15 de julio de 2014

Ventajas de las casas ecológicas de madera

Las alternativas de construcción de casas ecológicas de madera son hoy tenidas en cuenta por muchas personas, sobre todo por la conservación del medio ambiente, siendo este tipo de viviendas unas de las más ventajosas en relación a las casas tradicionales.

Las casas ecológicas de madera se revelan como una construcción respetuosa del medio ambiente ya que existen hoy empresas constructoras que se dedican no solo a la fabricación de este tipo de viviendas sino que la tala de árboles se hace de forma controlada evitando así el daño en los bosques.

Existen varias ventajas de las que podrán disfrutar aquellos que se decidan por construir una casa ecológica de madera destacándose un mejor aislamiento, superior a otras alternativas que existen en la construcción siendo además un buen ahorro para los usuarios.

Existen varios puntos importantes antes de comenzar la construcción de una casa de madera y entre ellas están las condiciones físicas del terreno, como también las ambientales que permitirán favorecer el ahorro de energía o lo que hoy se conoce como casas casi-autosuficientes, teniendo presente la cantidad de sol que recibe, inclinación del terreno y el diseño de la casa.

La buena ubicación es esencial para ahorrar energía además de disminuir las emisiones contaminantes que normalmente genera cualquier vivienda tradicional.


Estas casas de madera son consideradas ecológicas ya que su construcción permite un menor gasto en cuanto al agua y la baja incidencia que ofrece al entorno en cuanto a acústica. En una casa ecológica no solo se tienen en cuenta lo materiales y el espacio donde será construida sino también qué energía abastecerá el hogar de una forma sostenible, de allí que el ahorro de energía es uno de los pilares de estas construcciones.  
Por lo general, las casas ecológicas basan su construcción en el uso de la energía solar y eólica pudiendo así aprovechar la naturaleza y lo que esta brinda como el viento y el sol, pero si bien las instalaciones requieren de una importante inversión inicial con el tiempo se recupera lo invertido gracias la ahorro en el consumo de electricidad.

Asimismo, existen modelos de instalaciones sencillas que permiten aprovechar la energía solar gracias a un diseño bioclimático que puede aprovechar la luz y el calor regulando la temperatura durante los meses de verano.

Existen hoy dos formas de captar la energía solar una es la vía térmica y la otra la fotónica, en la primera se aprovecha el calor interceptando la energía a través de una superficie que es absorbente y genera efecto térmico, en tanto que en la segunda opción la radiación solar se recoge directamente y la energía se genera a partir de la luz del sol por medio de paneles solares fotovotaicos.

lunes, 7 de julio de 2014

Proyecto de turbina eólica flotante

Las energías no renovables se agotan en el Planeta Tierra, siendo un problema que aqueja hoy al mundo y por el cual ha sido necesario buscar alternativas sustentables y opciones de energía limpia que no cause daño medioambiental y no represente un gasto demasiado alto.

La apuesta son las nuevas fuentes de energía y por ello llega ahora un nuevo proyecto de turbina tipo flotante que se basa exclusivamente en la energía eólica. La creación es de estudiantes del MIT que desarrollaron algo similar a un dirigible con forma cilíndrica y hueco inflado con helio.

Esta turbina puede obtener energía a partir de captar el viento o sea que se trata de la energía cinética generadas por el efecto que tienen las corrientes de aire. El nombre de este nuevo invento es BAT (Buoyant Airborne Turbine) y según sus creadores puede elevarse hasta unos 600 metros de altura, lugar donde las corrientes de aire son mucho más potentes y también sostenidas, permitiendo conseguir así el doble de energía si se la compara con la obtenida por las tradicionales torres eólicas.


Sin embargo, los creadores de esta turbina no solo desean producir energía limpia sino también que buscan que en el futuro sirva como una fuente de conexión a internet y también como servicio de telefonía móvil en zonas que se encuentren más alejadas o afectadas por distintos desastres naturales.

El primer prototipo de esta turbina ya está listo y se está ahora detrás de la financiación del proyecto que hasta ahora a conseguido el apoyo de varias instituciones importantes como el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos como también la Comisión de Energía de California y la Fundación Nacional de Ciencias

Se estima que este tipo de proyectos seguirán apareciendo para beneficiar el Planeta Tierra, siendo una esperanza para el mundo que en dentro de algún tiempo deberá salir de la dependencia a los combustibles tradicionales.

viernes, 4 de julio de 2014

Energías renovables, sistemas funcionales

Diferentes acciones del hombre han causado durante siglos estragos en el medioambiente y ahora ha llegado el momento de tratar de disminuir los efectos nocivos para tener una mejor calidad de vida, de ahí que las energías renovables ocupan un sitio importante en la agenda de muchos países de todo el mundo.

Existen diferentes sistemas funcionales relacionados con las energías renovables siendo la primera la energía solar fotovoltaica que sirve para la obtención de energía a través de captar radiación solar utilizando paneles que dirigen esa energía a una red de almacenamiento.

Existen para este sistema funcional dos tipos de instalaciones una más sencilla que permite almacenar la energía en la red eléctrica y otra realizada por una instalación autónoma pero que requiere al usuario adquirir las baterías a pesar que permiten autonomía absoluta para el almacenamiento y la utilización.

En el caso de la energía solar térmica permite calentar agua para diferentes usos que van desde el consumo hasta la calefacción y climatización de piscinas. En este tipo de sistema funcional puede optarse por los denominados captadores planos que son los más tradicionales que existen en el mercado.


Ya los tubos de alto vacío representan un avance en los sistemas de sistemas funcionales y comprenden todos aquellos equipos compactos y también instalaciones importantes en cuanto a envergadura que tienen una mayor resistencia a efectos climáticos como el granizo.

Por último existen las denominadas placas solares termodinámicas que poseen un funcionamiento inverso al de un frigorífico llevando en su interior un gas que circula por una placa que va a un compresor donde se comprime el gas y produce el calor.

Todos estos sistemas funcionales permiten hoy transformar la energía solar en energía eléctrica o térmica que puede ser utilizada y aprovechada en los hogares.