miércoles, 30 de abril de 2014

Casas construidas con impresora 3D y material reciclado

Desde las primeras propuestas de las impresoras 3D hasta ahora hemos podido asistir a creaciones magníficas que se han logrado desarrollar en diferentes ámbitos y ahora le ha tocado el turno a las casas construidas utilizando esta nueva tecnología y además materiales reciclados.

Como una gran posibilidad de diferentes ámbitos las impresoras 3D se utilizan hoy para el desarrollo de proyectos de todo tipo y por ello unos constructores de origen chino hicieron posible la construcción en Shanghái de una urbanización totalmente realizada con una impresora 3D en un tiempo récord.

Así, la compañía china Winsun Decoration Design Engineering Co. ha creado ya diez casas en solo 24 horas utilizando no solo una impresora 3D sino también materiales registrados.

Todas estas viviendas se han realizado en ladrillos de plásticos que pueden encajarse como si fueran piezas de Lego. Todas las casas fueron impresas por partes y después son ensambladas en la localidad de Qingpú, en Shanghái.


Los materiales reciclados también incluyen una buena cantidad de residuos industriales, una excelente manera de aprovechar todo aquello que en otro momento no era posible volver a utilizar.

En realidad esta no es la primera construcción de una gran estructura realizada con materiales reciclados y utilizando una impresora 3D y en la actualidad investigadores de California se encuentran haciendo hoy una nueva impresora que pueda repetir la experiencia china, mientras que en Ámsterdam, también se inició la construcción de una casa con una impresora 3D, en este caso la vivienda está hecha de ladrillos de plástico que también se encajan de forma sencilla.

En el caso de las casas chinas no fueron construidas todas en el mismo lugar sino que algunas fueron impresas y ensambladas para después ser trasladadas.

Esta impresora 3D puede construir en la actualidad casas de 15 metros de largo por 20 de ancho y 5 metros de alto con un coste promedio de unos tres mil seiscientos euros, un precio asequible que permitirá que estas casas estén al alcance de todos.

martes, 22 de abril de 2014

Día de la Tierra 2014

Fue un 22 de abril de 1970 el día en que el senador estadounidense Gaylord Nelson propuso crear una agencia medio-ambiental identificada con las siglas EPA y desde entonces se celebra el Día Internacional de la Tierra.

Cada año el 22 de abril se dedica a un tema en particular y en 2014 el Día de la Tierra se relaciona con las ciudades verdes teniendo como objetivo lograr un medio ambiente sostenible y mucho más saludable, sobre todo teniendo en cuenta que la mayor parte de la población mundial vive en grandes ciudades.

Así, el crecimiento de las ciudades causan que los efectos del cambio climático empeoren y aumenten los riesgos de desastres, mientras que según estimaciones realizadas por el Banco Mundial para el año 2030 más del 50% de la población mundial vivirá en zonas urbanas y a medido que las personas vayan migrando a las grandes urbes los cambios climáticos se harán más patentes.


La contaminación del agua y el aire es también otro reto para la sociedad actual ya que ocasiona millones de muertes en el mundo, tomando en cuenta que según las cifras de la Organización Mundial de la Salud más de tres millones de personas murieron en 2008 en todo el mundo, una cifra que ha ido aumentando gradualmente desde esa época.

Por su parte la deforestación de zonas como el Amazons en Brasil se eleva cada año sin lograr las autoridades detener esa destrucción de selva ocurriendo algo similar en otros lugares del mundo que no han podido mantener su compromiso de poner un límite a la pérdida de praderas y bosques.

Otro de los fenómenos es la desertificación con la consiguiente degradación de grandes áreas que se revelan debido a diferentes variables como la sequía, cambio climático constante, mala gestión con relación al agua y una agricultura intensa que no permite que el suelo se recupere, con una gran pérdida de biodiversidad y la extinción de especies que no podrán recuperar jamás.

Aprovechemos el Día de la Tierra 2014 para tomar aún mayor conciencia de los beneficios que traerá para el mundo y su población el ayudar a que la naturaleza no sea destruida logrando un Planeta más saludable y sustentable.

lunes, 14 de abril de 2014

Salvar los glaciares pintando las montañas de blanco

El deterioro acelerado que sufren los glaciares es motivo de preocupación para científicos e investigadores que buscan nuevas alternativas para detener este fenómeno. Así, surgió la idea que a pesar de parecer un poco intrépida promete detener el deshielo de los glaciares del mundo.

La novedosa idea fue de Eduardo Gold Araoz, quien propone salvar los glaciares con un método peculiar que le ha valido ganar el Concurso “100 ideas para salvar el Planeta”, donde excpuso un plan simple que se traduce en pintar el monte peruano de Razuhuillca con sus 5200 metros de altura.

Este gran monte Razuhuillca se encuentra situado en el Departamento peruano de Ayacucho y a pesar que a primera vista el proyecto puede sonar extraño el razonamiento que expuso Araoz es totalmente lógico, realizable y sumamente razonable.

Según explica su creador al pintar la montaña se vuelve a la velocidad natural del deshielo, ya que éste deja las rocas desnudas y su color más oscuro no hace otra cosa de aumentar el calentamiento global. Por lo tanto se genera un círculo vicioso y la roca absorbe el calor produciendo que el glaciar se derrita más rápido.

Con este proceso la roca absorbe calor y el glaciar se derrite pero al colocar una base blanca la roca no absorbe el calor y por lo tanto el hielo perdura, comenzando un nuevo ciclo que permitiría evitar el gran daño que produce el constante deshielo de los glaciares que amenaza con su desaparición.


Este proyecto proyecto no solo puede aplicarse en el Monte Razuhuillca, sino que fácilmente puede extenderse a otros miles de kilómetros cuadrados de los Andes peruanos y de servir podría también realizarse en todos los glaciares del mundo.

La pintura de las montañas debe hacerse a mano y se contaría con la ayuda de todas las comunidades campesinas de la región que conocen bien el terreno y tienen además las condiciones físicas para llevar adelante el proyecto. 

Además, se prevé que muchos jóvenes voluntarios de varias universidades del país puedan también ayudar en este plan para salvar los glaciares. 

 La pintura estará hecha de productos naturales para no causar daño al medio ambiente ni contaminar el agua del glaciar, siendo un proyecto digno de ser reconocido y también duplicado en otros lugares del Planeta para revertir el efecto de los gases invernadero.