viernes, 26 de diciembre de 2014

Caída del precio del petróleo y energía renovable

Aún es demasiado pronto para saber si existirá un impacto significativo por la caída del precio del petróleo y la tendencia de inversión en energía renovable, a pesar de que para muchos conocedores sobre el tema a primera vista la historia relativamente reciente sugiere que el impacto podría llegar a ser fuerte.

Las opiniones están divididas, ya que para algunos la caída del precio del petroleo amenaza a la energía renovable, ya que el petroleo barato restaría demanda a las energía solar o eólica. Muchos están preocupados por esta situación, sobre todo los países exportadores del denominado oro negro y no son los únicos ya que las empresas que producen energía renovable también están viendo con inquietud que el crudo sea cada vez más barato en el mercado.

Empresas fabricantes de paneles solares, turbinas de viento y hasta las automotrices que se han dedicado en los últimos años a la fabricación de coches híbridos han comenzado ya a sufrir una notable reducción en el precio de sus acciones.


Según los analistas económicos si el precio del petróleo se sostiene,gradualmente perderá fundamente el argumento que utilizan algunos gobiernos que aseguran que para los consumidores será siempre mejor el financiamiento de la energía renovable pues sus precios serán bajos en tanto que el de los combustibles fósiles aumentará gradualmente.

Hoy existen cientos de leyes sobre el cambio climático, las mismas han sido creadas en diferentes países del mundo, se trata de normas que tienen como objetivo combatir el calentamiento global, incluyendo también los subsidios entregados para las plantas solares y parque eólicos que se han dedicado para impulsar el uso de energía verde en especial en Alemania.

Según los expertos algunas partes de la industria dedicada a la energía limpia como los bio-combustibles podrían ahora correr un riesgo mayor por el precio barato del petróleo, sin embargo hasta ahora ese panorama se torna como incierto.

Por ahora, no se espera demasiado impacto a menos que la caída del precio del crudo siga descendiendo y sea mayor manteniéndose en niveles muy bajos, por lo tanto es difícil ver en el presente el impacto a corto plazo que pueden sufrir las energías renovables.