miércoles, 29 de octubre de 2014

Camuflaje y cripsis en el mundo animal

Todos nos hemos sorprendido alguna vez viendo algún animal adaptándose con el entorno natural con el objetivo de pasar desapercibido ante los sentidos de otros animales, un fenómeno conocido como camuflaje.

A pesar que camuflaje biologia mediante es la forma más común de conocer este fenómeno, también puede utilizarse el término cripsis que tiene un sentido un poco más amplio ya que se refiere no solo a mimetizarse con la naturaleza en cuanto a sus colores y texturas sino también se relaciona con la inmovilidad, ya que muchos animales reaccionan precisamente deteniendo todo movimiento cuando perciben alguna presencia peligrosa a su alrededor.

La movilidad también forma parte de la cripsis cuando es posible apreciar que ciertos animales tienen la capacidad de moverse de forma tal que su cuerpo puede ser percibido como otra cosa, a pesar de que el color es la manera más habitual de camuflaje ya sea adoptando una tonalidad fija o cambiante adaptándose a los cambios estacionales.


Existen también otros fenómenos que entran dentro de la cripsis como el llamado homocromía que se produce en animales que se presentan más oscuros del lado por el que reciben la luz natural, esto puede apreciarse sobre todo en muchos mamíferos que se presentan con el vientre de color más claro que el resto del cuerpo.

En cuanto al cambio de textura algunos animales presentan patrones que se desarrollan periódicamente y que permiten que la percepción por parte de otros animales sea casi imposible y los casos del denominado mimetismo auditivo u olfativo, como el caso de los calamares que pueden ocultarse a la vista pero también utilizar sustancias que son capaces de engañar el olfato de otros peces.

Por último, se han encontrado insectos como las polillas que logran camuflar su presencia a través de sonidos de tipo ultrasónicos que pueden confundir a los murciélagos cuando intentan detectarlas y se produce el fenómeno de los chillidos que estos mamíferos emiten mezclándose con los que producen las polillas.

El camuflaje y la cripsis son fenómenos que ayudan a la supervivencia de muchos animales a través de estos métodos que les permiten también encontrar comida ocultándose de sus enemigos más directos.