lunes, 25 de agosto de 2014

Los jardines ecológicos

Cada día más gente prefiere los jardines ecológicos a los tradicionales, debido a su mayor consideración por el medio ambiente y sus mejores resultados. Este tipo de jardines se mantiene fiel a los procesos naturales, muestra un alto respeto por la sostenibilidad ambiental y rechaza el uso de productos químicos, siempre minimizando al máximo el gasto de energía.

Entre las ventajas que ofrece cultivar un jardín ecológico está el control automático de plagas de insectos sin necesidad de exterminar seres vivos que no dañan las plantas, sobre todo teniendo en cuenta que las abejas por ejemplo se alimentan de parásitos que inciden en el crecimiento de los cultivos.

Por otra parte, si es necesario eliminar alguna plaga en los jardines ecológicos esto se puede hacer utilizando insecticidas naturales, sobre todo respetando la biodiversidad que permite contar con infinidad de plantas y hortalizas que conviven en total armonía.

Para tener un jardín ecológico es necesario respetar algunas reglas básicas que hacen a un ambiente sustentable como el aprovechamiento de fuentes luminosas, aprovechamiento racional del agua y la alimentación a través de sustratos naturales.


En el caso del uso responsable del agua el riesgo debe realizarse en lo posible cultivando plantas que no requieran de un riego intenso y de ser necesario instalar contenedores que ayuden a juntar agua de lluvia, mientras que la energía para dar adecuada luz puede hacerse utilizando paneles de energía solar. Plantando siempre algunas especies que ayudan a repeler plagas como el romero, salvia, tomillo, manzanilla y albahaca, todas ellas además brindarán un toque de color y aroma al espacio.

En cuanto a la fertilización es posible realizarla con productos naturales como el denominado compost casero y estiercol, elaborando una amalgama qe brindará al suelo los nutrientes necesarios para los cultivos, siendo necesario colocar una primera capa de hojas secas, estiercol y elementos orgánicos que puedan enriquecer la mezcla, humedeciendo el suelo diariamente para concluir el proceso.

Antes de hacer la plantación es necesario remover bien la tierra y enriquecerla utilizando compost casero para que los productos crezcan bien y las hortalizas tengan buen sabor transformando este espacio del jardín ecológico en un sitio privilegiado.