domingo, 17 de agosto de 2014

La permacultura llega al Caribe

La permacultura o agricultura permanente llega a tierras caribeñas de la mano de Erle Rahaman-Noronha, un hombre dedicado a este tipo de cultivo que aspira que el mismo forme raíces en esta región.

Con el objetivo de hacer conocida la permacultura, Erle Rahaman-Noronha informa, a todos aquellos que desean escucharlo, los beneficios de este de modelo que ya se ha extendido en el mundo y va más allá de la agricultura tradicional.

En diferente islas del Caribe existen ya muchos permacultores que comparte el objetivo de hace conocido este tipo de cultivo que refleja un modelo tendiente a solucionar el problema del cambio climático, la falta de seguridad en la industria alimenticia, además de la escasez de agua y el alto coste de vida.

A través de información y la lectura de libros como “Permacultura: Manual para diseñadores”, una obra que ofrece soluciones sencilla que tienen como objetivo resolver los problemas actuales que presenta para el hombre los cambios climáticos, promoviendo una forma de vida sostenible.

Este manual es una obra del australiano Bill Mollison, quien fue el primero en hacer popular este término hace ya cuarenta años atrás, con la idea que ya se ha propagado tanto en los países de Europa como en Estados Unidos, comenzando ahora a adoptar esa filosofía en el Caribe.


Según Rahaman-Noronha, nacido en Kenia, la permacultura permite vivir y producir alimentos, como también generar ingresos como en su caso que ha fundado el establecimiento Wa Samaki, un sitio de trabajo pero también una tienda y un espacio de enseñanza además de su hogar en Trinidad desde 1998.

Esta finca cuenta hoy con 12 hectáreas en la localidad trinitobaguense, siendo un espacio natural donde Rahaman-Noronha realiza sus cultivos sin utilizar fertilizantes, ni pesticidas ni herbicidas, realizando además la venta de su producción de frutas, flores y también pescado gracias a que ha incorporado a su proyecto una acuaponía para la producción de plantas y peces.

Así, Erle Rahaman-Noronha y su socio trabajan también como consultores sobre permacultura, dictan cursos sobre el tema y realizan talleres en distintas zonas del Caribe que van desde Puerto Rico hasta Santa Lucía.