sábado, 30 de agosto de 2014

Bélgica desarrolla el primer tren impulsado con energía solar

Un nuevo tren ha sido desarrollado en Bélgica y presenta como gran novedad el ser impulsado con energía solar. Esta nueva propuestas ecológica está compuesta por un túnel equipado con una carpeta con numerosos paneles solares en el techo y en esta primera etapa el recorrido es de 40 kilómetros.

El proyecto nació hace un par de años atrás cuando se unieron Enfinity, una empresa financiera dedicada al mercado de central fotovoltaicas y Solar Power Systems especializada en el suministro residencial de paneles solares en Bélgica.

El túnel por el cual circula el tren impulsado con energía solar une la ciudad de Amberes con Ámsterdam, este tipo de vehículo es el primero en consumir electricidad fotovoltaica que no solo se capta sino que también se genera en el mismo lugar.


Los paneles que forman parte de la estructura son capaces de producir la suficiente energía que se almacena en una central para ser distribuida posteriormente a través de dos redes, con una de ellas se alimentan los sistemas de señalización y también la iluminación y calefacción de las estaciones, en tanto que con la segunda puede abastecerse el tren.

Este interesante y revolucionario proyecto comenzó a forjarse en junio de 2011 con un tiempo de construcción de nueve meses, siendo uno de los mayores retos por los que debió pasar el proyecto el sortear la línea solar por el clima de Bélgica, teniendo en cuenta que solo un 35% de los días son realmente soleados.

Este problema logró solucionarse utilizando un sistema que se conecta a la corriente ordinaria ni bien se agota la producción de energía de los paneles.

Así, la vía ferroviaria solar es hoy uno de los más importantes proyecto de la denominada como industria sostenible y también el que no daña el medio ambiente ya que gracias a este nuevo sistema se dejarán de emitir dos mil cuatrocientas toneladas de dióxido de carbono anualmente a la atmósfera, evitando también el efecto invernadero.