jueves, 7 de agosto de 2014

4 nuevas áreas submarinas protegidas en España

La Comisión Europea ha recibido de España la propuesta que el país realizó para hacerse cargo de la protección de 4 nuevas áreas submarinas para ser incluidas en la Red 2000.

Estas zonas están situadas en Catalunya, Baleares, Cádiz y Galicia y son los cañones submarinos del Golfo de León y el Canal de Menorca situados en el Mediterráneo, los volcanes de fango del Golfo de Cádiz y el Banco de Galicia, todos ellos espacios submarinos que España propone para ser incluidos también en la lista de Lugares de Importancia Comunitaria de la Red Natura 2000.

Al ser incorporados en esta lista se dota a todas estas áreas a una mayor protección para salvar el fondo marino, sumándose a las 1,7 hectáreas a las que ya se les concedió la protección preventiva.

En el caso del Golfo de León en el Mediterráneo la idea es proteger los corales blancos de agua fría que se encuentran en la paredes de todos los cañones submarinos del área que se encuentran amenazados en la actualidad por la pesca recreativa que aún no está regulada, sumándose a esto el plácton y las algas que existen en el lugar y del que se alimentan peces y cetáceos.


Ya el Canal de Menorca, formado por una serie de taludes, dunas y praderas submarinas es necesario proteger el paraje de los efectos negativos que sufre por la pesca de arrastre de fondo además de la pesca artesanal que ha generado una disminución en especies como el mero y las langostas.

En los Volcanes de fango del Golfo de Cádiz se destacan los fenómenos naturales que se dan en pocos mares y océanos y por ello es importante la protección del área, sobre todo porque los volcanes submarinos expulsan metano y fluidos diversos que modifican continuamente no solo el relieve sino también las estructuras submarinas.

Por último en el Banco de Galicia y tras el hundimiento del Prestige, se han realizado varios estudios frente a estas costas que revelaron sobre la existencia de un área donde existe una gran concentración de esponjas y corales que es necesario proteger. Asimismo, en el Banco de Galicia existe desde hace un tiempo una importante población de cetáceos que han sido avistados y que llegan a un centenar existiendo especies diferentes que incluyen también al delfín mular.