sábado, 17 de mayo de 2014

Ayudar en el cuidado del medio ambiente

Ayudar en el cuidado del medio ambiente es una preocupación de la que toman conciencia cada vez más personas. No es sencillo hacerlo ya que se trata de una tarea global, a pesar que las acciones locales y tratar de llevar una vida más ecológica puede ayudar si se realizan en conjunto entre empresas, particulares y autoridades de los diferentes gobiernos del mundo.

En el caso de la energía, presente en la vida diaria y factor determinante para el funcionamiento de toda la tecnología, ha sido una herramienta útil para el desarrollo del hombre y de una mejor calidad de vida, por ello hacer una transición ordenada hacia la protección de ese bien tan preciado se hace necesario de inmediato, algo que puede lograrse con pequeñas acciones como apagar luces innecesarias y hacer lo mismo con todos los aparatos eléctricos que no están utilizándose o también utilizar menos el coche como una forma de quemar menos hidrocarburos.

Los combustibles fósiles son también otro tema importante sobre todo el humo contaminante que dejan los vehículos en las grandes ciudades unido al de las fábricas y centrales eléctricas que hacen que el aire se vuelva muchas veces difícil de respirar como ocurre hoy en China. 


Todo afecta al medio ambiente y por ello el uso de energías limpias como la eólica o solar serían parte de la solución, siendo posible lograr un mayor equilibrio no arrojando basura a ríos y océanos y a nivel individual no desechar aceite u otras sustancias contaminantes en lugares que pueden contaminar el ambiente.

Asimismo, no desperdiciar los alimentos y hacer un mejor reparto de la comida hará que muchas menos personas en el mundo pase hambre, sumando a esto los alimentos cultivados de manera ecológica que además de no dañar el medio ambiente son mucho más saludables que los cultivos industriales.

Por último, el cuidado del agua, el recurso más valioso del Planeta Tierra lleva a tomar conciencia de no desperdiciar ni una gota y para ello las acciones individuales como mantener las grifería del hogar en buen estado, consumir agua corriente y no embotellada y utilizar el agua de lluvia para regar el jardín, pequeñas acciones que hacen toda la diferencia para la protección de este bien tan valioso.