lunes, 14 de abril de 2014

Salvar los glaciares pintando las montañas de blanco

El deterioro acelerado que sufren los glaciares es motivo de preocupación para científicos e investigadores que buscan nuevas alternativas para detener este fenómeno. Así, surgió la idea que a pesar de parecer un poco intrépida promete detener el deshielo de los glaciares del mundo.

La novedosa idea fue de Eduardo Gold Araoz, quien propone salvar los glaciares con un método peculiar que le ha valido ganar el Concurso “100 ideas para salvar el Planeta”, donde excpuso un plan simple que se traduce en pintar el monte peruano de Razuhuillca con sus 5200 metros de altura.

Este gran monte Razuhuillca se encuentra situado en el Departamento peruano de Ayacucho y a pesar que a primera vista el proyecto puede sonar extraño el razonamiento que expuso Araoz es totalmente lógico, realizable y sumamente razonable.

Según explica su creador al pintar la montaña se vuelve a la velocidad natural del deshielo, ya que éste deja las rocas desnudas y su color más oscuro no hace otra cosa de aumentar el calentamiento global. Por lo tanto se genera un círculo vicioso y la roca absorbe el calor produciendo que el glaciar se derrita más rápido.

Con este proceso la roca absorbe calor y el glaciar se derrite pero al colocar una base blanca la roca no absorbe el calor y por lo tanto el hielo perdura, comenzando un nuevo ciclo que permitiría evitar el gran daño que produce el constante deshielo de los glaciares que amenaza con su desaparición.


Este proyecto proyecto no solo puede aplicarse en el Monte Razuhuillca, sino que fácilmente puede extenderse a otros miles de kilómetros cuadrados de los Andes peruanos y de servir podría también realizarse en todos los glaciares del mundo.

La pintura de las montañas debe hacerse a mano y se contaría con la ayuda de todas las comunidades campesinas de la región que conocen bien el terreno y tienen además las condiciones físicas para llevar adelante el proyecto. 

Además, se prevé que muchos jóvenes voluntarios de varias universidades del país puedan también ayudar en este plan para salvar los glaciares. 

 La pintura estará hecha de productos naturales para no causar daño al medio ambiente ni contaminar el agua del glaciar, siendo un proyecto digno de ser reconocido y también duplicado en otros lugares del Planeta para revertir el efecto de los gases invernadero.