viernes, 3 de enero de 2014

La basura electrónica amenaza el medio ambiente

A pesar de realizarse distintos tipos de campañas sociales brindarse información para reciclar la basura electrónica,  aún hoy ese tipo de desperdicio tan contaminante para el medio ambiente sigue siendo motivo de preocupación.

El concepto de basura electrónica básicamente hace referencia a todos los dispositivos electrónicos o eléctricos cuya vida útil ha llegado a su fin y por lo tanto deben ser desechados, incluyendo ordenares, teléfonos móviles, electrodomésticos diversos, memorias USB e impresoras, entre otros.

Mientras algunos de estos dispositivos son desechados porque se rompen otros quedan obsoletos debido a los avances de la tecnología, un fenómeno que en la actualidad toma aún mayor preponderancia teniendo en cuenta los cambios y novedades que lanzan las empresas de electrónicos diariamente.

Sin embargo, el problema que más preocupa a los expertos, investigadores y autoridades es el hecho que toda la basura electrónica es vertida, en muchos casos, a cielo abierto resultando altamente contaminante. Así, tanto los metales como otros elementos que componen los dispositivos eléctricos o electrónicos son sumamente tóxicos contaminando el medio ambiente y causando un grave perjuicio al aire, la tierra y el agua que se consume.

La contaminación ambiental, producida por la basura electrónica, afecta la salud de los seres humanos pero también de los animales, siendo altamente tóxico el plomo que puede traer perturbaciones como anemia, incremento de la presión sanguínea, daño a los riñones y hasta perturbación en el sistema nervioso y disminución de la fertilidad en el hombre.

El arsénico, un veneno letal, el selenio, cadmio, cromo y el níquel son también sumamente tóxicos para el organismo y pueden causar desde cáncer hasta erupciones cutáneas, úlcera y provocar abortos espontáneos.

Existen diferentes campañas para lograr reciclar esta basura electrónica y evitar así la contaminación ambiental, siendo la información un vehículo adecuado para que todas las personas tomen conciencia del daño que puede producir el ignorar las recomendaciones para un reciclaje óptimo.

De allí, que es necesario que todas las personas de forma individual comiencen a realizar tareas para desechar los residuos electrónicos en lugares apropiados o puntos destinados a reunir este tipo de aparatos y objetos para su posterior destino que siempre será seguro y a favor del medioambiente.

Las autoridades cumplen también un papel importante en relación a la basura electrónica y también es una forma de contribución hacer peticiones para que cada vez sean mayores los sitios destinados a depositar la basura electrónica evitando la contaminación ambiental, ya que un aporte individual sumará para ayudar al Planeta Tierra y volver más sano.