domingo, 28 de julio de 2013

Basura Electrónica

Es notable como cada vez más se producen deshechos o basura electrónica tanto en las empresas como en los hogares y oficinas, desde computadoras, impresoras y equipos de sonido hasta teléfonos móviles, fijos e infinidad de aparatos que o bien dejan de funcionar o se vuelven obsoletos.

En la actualidad la basura electrónica, que abarca a todos los dispositivos eléctricos y electrónicos que son desechados, se ha transformado en un verdadero problema que preocupa a investigadores y organismo dedicados a la protección medioambiental.

La contaminación ambiental afecta la salud de los seres humanos como también de animales y vegetales debido a la contaminación que suponen organismo como el plomo, arsénico, selenio, cromo y cadmio entre otras sustancias tóxicas.

Para evitar esta contaminación del medio-ambiente es necesario tomar conciencia de que todos pueden hacer algo y contribuir a generar menos basura electrónica utilizando por más tiempo los dispositivos eléctricos y electrónicos como también utilizar los servicios de empresas que reciben deshechos de este tipo para su posterior utilización, restaurándolos y dándoles una nueva vida útil.


Asimismo, las autoridades también han tomado cartas en el asunto y se crean así lugares apropiados destinados a reunir esta basura electrónica y darle un destino menos contaminante.

En el caso de los ordenadores es bueno valorar el actualizar sus componentes o darle un uso más limitado como navegar por internet, utilizar el procesador de textos o bien usarlos para los juegos que no requieran de tanta exigencia tecnológica para funcionar.

Una buena parte de los materiales que se utilizan para el armado de equipos electrónicos y eléctricos hoy son reciclables en un 50% ya que el hierro y acero puede reutilizarse lo mismo que el plástico y el vidrio. 

Existen también organizaciones que se dedican a recolectar ordenadores, repararlos, actualizarlos y tras ese trabajo enviarlos a países subdesarrollados y lo hacen sin ánimo de lucro.

martes, 16 de julio de 2013

Importante crecimiento de la pesca sostenible en España

En los últimos años en España, gracias a un esfuerzo por aumentar la pesca sostenible, se ha visto un importante crecimiento de ésta determinado también por un control más severo de la pesca ilegal a pesar que según los expertos en el tema queda todavía mucho trabajo por hacer al respecto.

Además de ser España uno de los países que más consume pescado en el mundo el haber aumentado la pesca sostenible garantiza no solo la continuidad de este alimento sino también el contar con productos de calidad.

Según las estadísticas y datos del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente de España, en el país una persona consume una media anual de 36,4 kilos de pescado al año, una cifra que solo es superada en la actualidad en la Unión Europea por Portugal.

El pescado es un alimento saludable pero también es un bien limitado y por ello hoy un 30% de las pesquerías del mundo se encuentran sobre-explotadas, por ello es que tanto las grandes empresas explotadoras de este bien como los pescadores artesanales son conscientes de que la pesca sostenible es el único camino que garantizará no solo el presente sino también el futuro de poder seguir disfrutando de este alimento.

De acuerdo a los expertos en el tema la mentalidad al respecto está cambiando y por ello gran parte de la industria pesquera apuesta por la sostenibilidad y en muchos casos se avanza a pazos rápidos en este sentido.


Según lo afirma Carlos Domínguez Díaz, secretario general de Pesca del MAGRAMA, la pesca en España se realiza de forma sostenible o en algunos casos se encuentra en planes de recuperación que son capaces de garantizar a la población que en poco tiempo el diseño realizado estará en forma plenamente satisfactoria gracias a diferentes medidas a nivel institucional que se han llevado adelante en los últimos años.

Existen así planes de protección de los recursos y del medio marino a través de la creación de diferentes reservas marinas o áreas protegidas, sumándose a esto una política restrictiva en el crecimiento de la flota que en los últimos quince años ha logrado reducir más de un 42% del número de buques pesqueros.

La investigación marina cumple un papel importante en este sentido ya que al utilizarse buques oceanográficos se han podido detectar zonas donde los ecosistemas se presentan como más vulnerables y por ello la actividad de los buques pesqueros ya no afecta la actividad de algunas especies marinas que son de lenta recuperación.

También la población ha tomado mayor consciencia sobre el tema de la pesca sostenible y hoy los consumidores son más exigentes en este sentido consumiendo especies disponibles en el mercado según las recomendación de las autoridades.

Asimismo, la ecoetiqueta MSC permite a los consumidores reconocer de forma sencilla los peces y mariscos atrapados de forma sostenible y existen ya pesquerías en el país que están dentro de ese programa que también aprueba con ese sello los productos que se encuentran aprobados, una forma de cuidar un bien tan preciado pero que puede volverse escaso.

sábado, 6 de julio de 2013

Ecodiseño para mejorar el medio ambiente

Los productos fabricados con materiales nocivos, muy frágiles y que deben reemplazarse constantemente no solo derrochar materia prima sino también energía, de allí que el consumo insostenible es perjudicial para la naturaleza y por ello el ecodiseño surge como una solución que ayuda al medio ambiente.

  • Concepto del ecodiseño y usos

Como concepto es posible decir que el ecodiseño es la producción de productos pero teniendo en cuenta el factor ambiental haciendo que cada pieza fabricada tenga como principio la sostenibilidad.

Con este sistema es posible fabricar productos con un coste ambiental mucho menor y también económico en cuanto a coste de producción. Según los expertos en este nuevo tipo de arte el verdadero ecodiseño abarca todo el ciclo de la vida tanto de un producto como servicio desde que se realiza la extracción de la materia prima hasta su transformación en un residuo.

Esto se traduce en abarcar toda las fases de vida de una objeto y no solo una como ocurre con los productos denominados ecológicos. El ecodiseño previene y reduce el impacto ambiental que los productos pueden producir en la naturaleza ya que se disminuye el uso de materias primas y se minimiza la cantidad de residuos que posteriormente es necesario gestionar.


El diseño de un producto utilizando materiales y formas de fabricación ecológicas es además de competitivo un tipo de trabajo que está globalizándose.

  • El ecodiseño en el mundo

Los países más avanzados del mundo en ecodiseño son los nórdicos y en los últimos años se destacan experiencias interesantes en varios países en vías de desarrollo que debido a la escasez de recursos han logrado ser muy eficientes.

En el caso de España se destaca como uno de los países pioneros en ecodiseño teniendo en cuenta que el primer sistema de gestión ambiental del ecodiseño fue aprobado hace unos años y en la actualidad la mayor parte de los universitarios de diseño e ingeniería tienen asignaturas que se relacionan precisamente con la sostenibilidad.

  • Beneficios del ecodiseño

El ecodiseño tiene una gran variedad de beneficios ambientales y también económicos tanto para quien lo lleva a cabo como para el resto de la sociedad. Los productos ecodiseñados cuidan todas las etapas de elaboración aseguran siempre la mejor opción para cuidar el medio ambiente, además de aumentar la eficiencia y reducir costes ya que es posible producir más o igual cantidad de productos pero con un coste ambiental menor.

En la Unión Europea ya existen medidas sobre ciertos productos que de no cumplir con ciertas características de ecodiseño no pueden comercializarse como los lavavajillas domésticos y las lavadoras.

Es fundamental que las personas tomen conciencia de los beneficios de este tipo de producción sobre todo porque el consumo sostenible está en auge a pesar de aún ser minoritario, si embargo muchas empresas se resisten al cambio ya que el ecodiseño significa modificar los productos, algo que con el tiempo y políticas adecuadas puede variar y ayudar a vivir en un Planeta Tierra menos contaminado.