miércoles, 26 de junio de 2013

Casa móvil ecológica

Cada año se presentan nuevas propuestas ecológicas que van desde alimentos hasta productos y vehículos que buscan mejorar la relación del hombre con el medio ambiente. Así, acaba de aparecer en el mercado una casa móvil ecológica llamadas Chamfer Home.

Se trata de una pintoresca casa modular con buena movilidad y un tamaño razonable. Pero lo más importante es el hecho que esta casa móvil está fabricada con materiales ecológicos en un proyecto de S-Archetype, sin embargo, más allá de su estética constituye un refugio portátil ideal para llevar una vida nómada por todo el mundo.

Como toda casa móvil permite trasladarla de un lugar a otro y permanecer en cualquier sitio ya sea una finca, el campo e inclusive en el jardín de la casa, cerca de un lago, en la pradera o de la playa.

Ideal para disfrutar de unas vacaciones sin necesidad de preocuparse del alojamiento esta casa móvil ecológica permite además un gran ahorro en el presupuesto familiar, siendo una excelente idea para quienes buscan alternativas reales de una temporada en contacto con la naturaleza.

El objetivo principal de su diseño ecológico y sostenibles además de accesible es despertar el interés por este tipo de productos que también sirven para el ocio según sus diseñadores los arquitectos de la empresa S-Archetype.


La idea ha sido, según sus autores, diseñar una casa con estilo propio, compacta, asequible y sostenible que coincida en todo con diversos estilos de vida y las necesidades del hombre contemporáneo.

Sin embargo, su lado ecológico no solo puede apreciarse en sus materiales sino en la eficiencia que presente a la hora de climatizarla sin importar si es verano o invierno ya que puede controlarse el frío y el calor gracias a que posee colectores solares como también una ventilación pasiva.

El ser independiente de energía externa es otro de sus puntos a favor, además de presentar una distribución que optimiza los espacios y ofrece confort que puede asimilarse a casas móviles de mayor tamaño incluyendo no solo un baño sino también una amplia cocina.

Por último, la luz natural puede aprovecharse al máximo ya que posee ventanas creadas especialmente con doble vidrio que utiliza la energía solar de forma diferente y de acuerdo a las necesidades de cada persona o de la época del año.

viernes, 14 de junio de 2013

Inglaterra inaugura un parque natural a partir del reciclaje de residuos

Cerca de Londres y junto al estuario del río Támesis situado a las afueras de la capital de Inglaterra, un espacio que funcionaba como un vertedero se ha convertido ahora en una reserva natural.

Se trata del parque natural de Thurrock Thameside, un lugar que a simple vista, nadie podría pensar que debajo de esa extensión de terreno hay toneladas de residuos provenientes de seis ayuntamientos londinenses.

Varias charcas y algunas zonas de hierba y bosque sirven hoy de hábitat natural a ratones, liebres, insectos y aves variadas además de bonitas orquídeas, concentradas en aproximadamente medio kilómetro cuadrado de terreno.

Hace solo unos años atrás visitaban este lugar gaviotas en busca de comida que encontraban entre la basura y hoy se ha transformado en una reserva inaugurada por el naturalista inglés David Attenborough, quien considera que este parque es un pulmón para los vecinos y el lugar perfecto donde observar la naturaleza. 


Pero este emprendimiento no termina aquí ya que en la superficie puede verse un manto de hierba mientras que debajo de él existe una capa que aísla la basura y entre esas dos capas existe tierra y también piedra caliza.

Por el proceso de descomposición de los residuos bajo la membrana hace que se produzca gas metano que es llevado hasta una central eléctrica y utilizado para generar energía. Se espera que en el futuro el Thurrock Thameside comprenda una extensión mucho mayor que la que actualmente ocupa y que según estiman los expertos podría ser dos veces mayor a la superficie que ocupa el conocido Regentzs Park de Londres.

Toda esta área recuperada del estuario del Támesis ha sido posible gracias a un buen aprovechamiento de toneladas de residuos una vez reciclados y transformados.

Un centro de visitantes se encuentra también dentro del parque y una hermosa reserva natural nace en medio de los residuos de Londres representando un gran triunfo relacionado con la ecología y el cuidado del medio ambiente.

lunes, 3 de junio de 2013

Opciones para combatir el cambio climático

Un estudio elaborado por el Instituto Tecnológico de la Energía en conjunto con el Instituto Tecnológico del Mueble, Madera, Embalaje y Afines informa sobre la ventaja del aprovechamiento de residuos destinados a generar energía.

Según lo señala esta investigación este tipo de generación de energía no tradicional tendría resultados excelentes y dos grandes beneficios, uno sería la producción de energía limpia y renovable y el otro la posibilidad de mitigar en parte el cambio climático al reducir de forma importante las emisiones de gases con efecto invernadero que alteran la atmósfera.

Los investigadores afirman que aprovechando unas veintitrés mil toneladas de cáscara de arroz y más de trescientas cuarenta mil toneladas de biomasa residual de tipo forestal se podrían fabricar pelets que serviría para la generación de electricidad. Se evitaría de esta forma la emisión importante de dióxido de carbono al año que se calcula en unas 249.500 toneladas.


Este el proyecto que está analizando hoy Biomer, para el aprovechamiento de la biomasa industrial de la Comunidad de Valenciana como una excelente fuente de energía renovable y el impacto causado por los residuos cuando se usan como energía renovable.

El proyecto incluye también las principales tecnologías que sirven para transformar la biomasa en energía ya que los residuos de biomasa provenientes de la cáscara de arroz y de la industria forestal son las mejores para llevar a cabo este proceso, excluyéndose otros residuos por no ser aptos como las podas de jardines. 

El biocombustible elegido para usar esta materia prima es el pelet que generaría sin problemas la energía suficiente cubriendo las necesidades de consumo eléctrico de unas cien mil hogares valencianos.

En este tipo de proceso, la mayor contribución a la reducción del impacto ambiental se genera en la etapa de valorización energética y en la de fabricación de los propios pellets.