jueves, 28 de febrero de 2013

Un futuro de crisis ecológica y ambiental

Desde hace años se habla de la crisis ecológica y ambiental que afecta el Planeta Tierra debido a la caza furtiva, una creciente contaminación, deforestación y en general la poca conciencia que se tiene aún hoy del daño irreparable que se causa diariamente a la naturaleza. 

Lograr por lo tanto un planeta sostenible y verde depende de la acción de todos los habitantes del mundo y la protección de la flora y fauna que en muchos casos está extinguiéndose. 

Los recursos naturales se vuelven escasos y eso se desvela como un gran problema, de allí la importancia de generar un crecimiento sostenible, que solo podrá lograrse tomando real conciencia del grave problema que se está atravesando. 

Los expertos alertan sobre la flora y fauna que están ya desapareciendo sobre todo por la ambición humana con especies especialmente amenazadas y desprotegidas que de no tomar medidas a nivel gubernamental se irán borrando de la faz de la tierra. 


Una reciente investigación a nivel internacional realizada por prestigiosos científicos, alerta sobre el peligro de un colapso planetario que cada vez está más cercano y de no remediarse de forma inmediata los ecosistemas podría sufrir efectos totalmente irreversibles y todo ello a la larga provocará también la progresiva extinción del hombre.

Según este estudio para el año 2025 el hombre habrá acabado con la mitad de los recursos naturales existentes en Planeta Tierra, un número que se elevará en el 2045, causando un aumento que no podrá detenerse llegando a superar los límites biofísicos y causando destrucción. 

A pesar que la investigación no habla de una extinción total advierte lo urgente de comenzar con políticas en todos los niveles de la sociedad mundial para evitar que en un futuro cada vez más cercano nos culpemos de no haber hecho nada al respecto.

viernes, 22 de febrero de 2013

Energía ecológica abastece un pueblo de Alemania

Eólica, solar o biogás son suficientes para satisfacer las necesidades energéticas del pequeño poblado alemán de Feldheim, que ha optado desde hace unos años por invertir en este tipo de energía natural. 

Alemania, es uno de los países que más atención a puesto en el cuidado del Planeta en los últimos años lanzando una política verde que busca diferentes alternativas que permitan prescindir en lo posible del uso de centrales nucleares. 

De allí, lo interesante de esta pequeña aldea que ha podido simbolizar de forma efectiva el objetivo de utilizar solo energías provenientes de fuentes renovables. 

Si bien es cierto que es más sencillo lograr estos avances en pequeñas comunidades, no menos cierto es que en el futuro podrán encontrarse alternativas que permitan aplicar el mismo principio en ciudades más grandes.


El pueblo de Feldheim, situado a unos sesenta kilómetros de la ciudad de Berlín, tiene hoy unos ciento cincuenta habitantes y se ha convertido en un ejemplo de evolución a partir de 1990, época en que fue instalada la primera turbina de viento, comenzando el camino hacia una evolución que no se ha detenido hasta hoy. 

Las turbinas de viento se han ido multiplicando a través del tiempo y hoy abastecen de energía a todo el pueblo, una evolución que terminó de solventarse en el año 2010, cuando los vecinos decidieron aportar tres mil euros cada uno y construir así su red eléctrica propia. 

Las características climáticas de esta zona caracterizada por fuertes vientos fue el incentivo para colocar más turbinas que producen la energía complementada por energía solar y por la producción de biogás

Por ahora,  la producción de este tipo de energía ecológica les brinda a los habitantes una autonomía de dos días completos y por ello, la próxima meta es construir nuevas instalaciones que sirvan para el almacenamiento de energía, algo que los proveerá de más energía por un plazo más extenso de tiempo.

domingo, 17 de febrero de 2013

Contenedores inteligentes para reciclar residuos

El sector de reciclaje gana cada día mayor difusión y atención tanto por parte de las autoridades locales como de la población, haciendo realidad las nuevas conductas y hábitos a favor de un Planeta más limpio y sustentable. 

Las nuevas tecnologías forman parte del reciclaje y existen ahora los “contenedores inteligentes” con los que se busca mejorar la cantidad de residuos reciclados y hacer más sencilla la tarea motivando también su uso. 

Se trata de contenedores que poseen sistemas que avisan por ejemplo, cuando su capacidad está llena enviando una señal a la empresa encargada de gestionar el área donde el contenedor se encuentra, además de compactar los residuos, con un sistema adaptado para personas que sufren alguna discapacidad. 

Así por ejemplo, en Holanda estos nuevos contenedores inteligentes son muy sofisticados y solo se abren una vez identificado el usuario a través del uso de un lector RFID (radiofrecuencia) haciendo realidad este servicio que apunta a reducir los robos y conocer a aquellas personas que no reciclan los residuos. 

En el caso de la localidad Groningen donde se han instalado estos nuevos contenedores los habitantes abonan impuestos en relación a la cantidad de basura que originan y reciclan, por ello los contenedores inteligentes impiden el fraude ya que llevan la cuenta de cada uno de los pobladores, contando con un sistema de clasificación de los residuos realizando un cálculo del importe que cada contribuyente deberá pagar al municipio. 


España por ejemplo, acaba de instalar en el municipio de Lazkao, en Guipúzcoa, un contenedor para compostar la materia orgánica y varios vecinos fueron elegidos para hacer las pruebas de funcionamiento del nuevo contenedor. A todos ellos se les entregó una tarjeta personalizada y se premia a los ciudadanos responsables que realizan su tarea de reciclaje. 

 El Sistema de Depósito, Devolución y Retorno (SDDR), ya establecido en diferentes países y se ha implantado en Alemania. Propone ganar dinero o premios a quienes realicen las tareas de reciclaje de sus residuos. 

Algunas empresas como Biouniversal y Telefónica también han creado contenedores inteligentes que brindan información a los responsables de gestionar ésta área en cada región, indicándoles la cantidad depositada y los problemas que ocurren, en tanto que otros contenedores realizan el trabajo de compactar los residuos y en países como Abu Dabi ya existen contenedores inteligentes pero subterráneos, que utilizan sistema con conexión WiFi para enviar notificaciones del estado de compactación.

domingo, 10 de febrero de 2013

Energía eólica en Australia

Dejar de lado los combustibles como el petróleo o el carbón afecta el medio ambiente alterando su equilibrio y haciendo peligrar el futuro del Planeta Tierra, de allí la importancia de adoptar energías renovables que puedan utilizar tanto las empresas como los hogares. 

Sin embargo, para lograr esto sería necesario que la eólica fuese más barata que otro tipo de combustibles, algo que ahora parece hacerse realidad en Australia, que ha aplicado fuertes multas e impuestos a todas las empresas responsables por la emisión de carbono además de lanzar un plan de subvenciones de energías renovables, con un resultado altamente positivo. 

En Australia hoy se ha comprobado que las energías limpias resultan mucho más baratas que la electricidad generada por el carbono o el gas natural, una información que surge de un estudio recientemente elaborado por Bloomberg New Energy Finance (BNEF) en Sydney, que realizó un análisis pormenorizado del coste de la generación de las diferentes fuentes de energía en el país. 

Según este estudio, la electricidad que es generado por un parque eólico posee un coste de unos 80 dólares australianos por cada MXh producidos, en tanto que si esto mismo se generara a través de una planta térmica a carbón el coste sería de 143 dólares y si se hiciera con gas natural la suma ascendería a 116 dólares. 


Así, el presidente ejecutivo de (BNEF), Michael Liebreich, recomienda cambiar la falsa creencia que los combustibles fósiles son baratos en comparación con las energías renovables, sobre todo teniendo el ejemplo de Australia que es uno de los países que ostenta los mejores recursos en este tipo de combustibles del mundo. 

Pero el estudio no solo dio cifras y costes sino que también demuestra que durante el año 2011 se ha podido disminuir el coste de la generación de la energía eólica en un 10% y el de energía solar fotovoltaica ya lo ha hecho en un 29%, en tanto que la energía resultante de combustibles fósiles sigue aumentando de forma gradual cada año. 

El estudio también señala el hecho que los cuatro bancos más importantes de Australia no desean, por una cuestión de imagen y reputación, seguir financiando nuevas plantas de carbón, concluyendo que para 2020 se prevé que la energía fotovoltaica resultará más económica que el gas natural y el carbón, haciendo que muchas más empresas piensen en cambiar el tipo de combustible que utilizan en la actualidad.

martes, 5 de febrero de 2013

Gas Natural Fenosa planea construir un gasoducto en el Parque de Doñana

El Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, acaba de autorizar la utilización del subsuelo del Parque Nacional de Doñana con el objetivo de destinarlo tanto a la producción como almacenamiento de gas natural. 


El proyecto será desarrollado por la empresa Pretoleum Oil Gas-España, una filial de Gas Natural FENOSA y previo a la aprobación del proyecto ésta última ha presentado la declaración de impacto ambientas, algo que para muchos expertos e investigadores no significa que no sea dañino y pueda en el futuro afectar el medio ambiente, sobre todo por tratarse de una de las zonas protegidas y de las reservas naturales más valiosas de Europa. 

Por esta razón la compañía Petroleum Oil Gas-España se ha comprometido a realizar un análisis del subsuelo de la zona de Doñana y conocer así la capacidad real y si realmente es rentable extraer gas natural para almacenarlo posteriormente. 

Se prevé la construcción de un gasoducto que contará con más kilómetros de extensión y también un mayor diámetro que el actual, al que eventualmente sustituiría. 


Con el fin de evaluar los riesgos de es proyecto que tiene como objetivo principal la producción de gas natural y su posterior utilización de los yacimientos como almacenamientos subterráneos de gas, se han tenido en cuenta las opiniones de distintos organismos como el Consejo de Participación del Espacio Natural de Doñana, que presidía, hasta hace un par de meses Felipe González. 

Asimismo, este proyecto, que ha contado con el visto bueno de la Junta de Andalucía y del Consejo de Participación de Doñana, ha recibido fuertes críticas de los grupos ecologistas como WWF y SEO/Birdlife que presentaron varios alegatos en contra de esta construcción. 

Por otra parte un portavoz de la compañía aseguro que de los setenta kilómetros de conducciones de gas, solo 46 ocuparán el espacio natural, en tanto que quince kilómetros serán construcciones nuevas lo mismo que cinco pozos de extracción. 

Asimismo, la Junta de Andalucía, ha manifestado que se mantendrá "vigilante" para que se respete la protección de Doñana.