miércoles, 27 de noviembre de 2013

Ecología en el espacio público de Todmorden

El cuidado del medio ambiente y las diferentes formas de aprovechar los espacios naturales es algo que sigue creciendo en muchos lugares del mundo como tendencia para aprovechar al máximo los beneficios de acciones que intentan lograr entre otras cosas alimentos saludables y de bajo coste.

En la pobalción de Todmorden, Gran Bretaña, los vecinos han trazado un interesante plan para cultivar verduras, hierbas y frutas en diferentes espacios públicos. Así, han plantado árboles frutales, hierbas y diversas verduras que a la hora de la cosecha son gratuitas para toda la comunidad, una revolución hortícola que lleva como nombre “Increíble Comestible” (Incredible Edible).


Un amplio mapa de la ciudad de Todmorden muestra la gran cantidad y variedad de cultivos que la población tiene hoy a su disposición con la consigna “ sírvase usted mismo”), gracias a una idea que surgió hace seis años bajo la decisión de plantar verduras, hierbas y árboles frutales en setenta espacios públicos a través de una red que involucra a 280 voluntarios.

Esta verdadera revolución de agricultura urbana en esta pintoresca localidad situada a veinte kilómetros de Manchester tiene una población de 15.000 personas, siendo mujeres la mayor parte de los voluntarios que trabajan en el proyecto Increíble Comestible.

Cada rincón de espacio público de esta ciudad de Todmorden ha sido ocupado por cultivos de frutas, verduras, hierbas aromáticas y hasta medicinales, incluyendo el ingreso al teatro del pueblo donde crecen los tomates o las coles y acelgas que pueden verse junto a la iglesia.

Todmorden se autoabastece de forma gratuita durante todo el año y durante la cosecha se organiza además una fiesta anual que demuestra a las calaras que se trata de un movimiento inclusivo que logra hoy reflejar en un proyecto concreto en el que también intervienen las escuelas del pueblo donde también se realizan cultivos por hidroponía.