domingo, 15 de septiembre de 2013

Fracking Peligro para la salud y el medio ambiente

Una técnica de extracción de gas o petroleo cuestionada por los ecologistas el Fracking se realiza inyectando en el terreno arena o agua que contienen productos químicos con el objetivo de ampliar las fracturas ya existentes en el sustrato del suelo lugar que encierra los compuestos orgánicos.

Las organizaciones ecologistas están en contra de este tipo de sistema para la extracción de gas o petroleo ya que sostienen que contamina los acuíferos subterráneos y también el terreno, siendo por lo tanto considerado un sistema peligroso para el medio ambiente.

El trabajo de fracking necesita para ser desarrollado la perforación de cientos de pozos y ocupar áreas muy extensas y se ha comprobado que entre las sustancias químicas que se inyectan para realizar el trabajo existen más de doscientas que son sumamente tóxicas.

Peligros para la salud y el medio ambiente

Existen varios riesgos al utilizarse el fracking, entre ellos durante la perforación pueden producirse escapes de gas y ácido sulfhídrico tóxico en bajas concentraciones, además de derrumbes y la aparición de elementos naturales altamente radioactivos.


Asimismo, se ha comprobado que el sistema contamina el agua ya que cada perforación necesita 200,000 m3 de agua y los aditivos químicos que se agregan son de un 2% del total de agua introducida, además de ser volátiles y por ello pasan a la atmósfera de forma directa.

También se ha constatado el aumento de la sismicidad durante los períodos de fracturación hidráulica siendo peligroso si se encuentra cerca de centrales hidráulicas, nucleares o centros de almacenamiento de combustibles, oleoductos o refinerías.

Estados Unidos es uno de los países donde más se utiliza el fracking desde hace más de diez años y la oposición popular se extiende cada día más ya que se ha comprobado los peligros reales que este sistema acarrea.

En la actualidad existen infinidad de campañas contra el fracking y entre ellas se destaca el documental Gasland y una campaña que ha reunido a personajes famosos como Lady Gaga, Yoko Ono, Paul McCartney o Susan Sarandon. En Francia y Bulgaria se han celebrado manifestaciones importante en 2012 y también se ha declarado el 22 de septiembre como día internacional contra el fracking.