jueves, 15 de agosto de 2013

Flores malolientes, curiosidades de la naturaleza

Por lo general se asocian las flores con algo agradable a los sentidos de la vista y el olfato y en ocasiones hasta del tacto cuando se trata de pétalos atercipelados o con una textura particular. Sin embargo, también existen una gran cantidad de flores malolientes que a pesar de ser bonitas para admirar es imposible estar muy cerca de ellas.

Las flores atraen insectos con la finalidad de llevar adelante la tarea de poilinización, generalmente son las abejas, mariposas y abejorros los encargados de esta labor natural, existiendo también algunas plantas que atraen moscas y escarabajos o las que se alimentan de organismos en proceso de descomposición. Se trata de flores sumamente especiales que también necesitan atraer insecto y para ello emiten un olor desagradable. 

Esta plantas con flores tan particulares suelen ser muy bonitas a la vista y agradables gracias a sus hermosos colores pero que es aconsejable no oler.

Veamos algunos ejemplo de estas flores malolientes:
  • Asimina: Se trata de unos pequeños arbustos originarios de Norteamérica cuyos frutos se parecen a un plátano en cuanto a sabor y a un mango por la textura que presentan. Se distinguen además por ser muy difíciles de transportar y almacenar, son siempre polimizadas por moscas y también escarabajos, presentando flores grandes pero un olor desagradable.

  • Stinkhorn Mushrooms: Se trata de unas setas muy especiales que huelen a carne podrida y que atraen por ese motivo a las moscas que posteriormente ayudan a expnadir sus esporas y así los hongos pueden reproducirse.
  • Dracunculus vulgaris o dragoneta: Esta planta es conocida popularmente como “atraca-moscas” es una especie originaria de Grecia que posee flores de color rojo oscuro y en algunos países se cultivan por una planta ornamental.
  • Stapelia gigantea: Originaria de África las flores de esta planta tienen forma de estrella y tienen una textura con pelos. Su color amarillo tiene además veta de color rojo y su olor desagradable atrae insectos, existiendo algunas variedades de Stapelia que son cultivadas como plantas para el interior del hogar.
  • Calabacero mexicano o jícaro: Este árbol que crece en Centroamérica se conoce con varios nombres diferentes y se destaca por sus flores con forma de pequeñas trompetas que con un olor pútrido crecen en las ramas y el tronco del árbol. Su cascara se distingue por ser muy dura y se utiliza para elaborar cuencos artesanales.
  • Amorphophallus titanum: Esta planta malolinete crece en las selvas tropicales de Sumatra y también es posible encontrarla en la Amazonia brasileña, su peculiaridad es no poseer hojas y tener un tallo muy pequeño, mientras que sus flores tienen solo cinco pétalos con un diámetro que puede superar un metro. Sus flores huelen a carne en descomposición que atraen moscas y escarabajos y su fruto es el alimento preferido de varios animales del bosque, teniendo la particularidad de crecer solo en ambiente muy húmedo.
  • Yaro tragamoscas: Originaria del Mediterráneo solo es polinizada por las llamadas moscas azules que ponen sus huevos sus huevos en cadáveres siendo de gran ayuda para determinar la muerte de una persona.