martes, 29 de enero de 2013

Casas prefabricadas energéticamente autosuficientes

Las casas prefabricadas se han convertido en los últimos veinte años en una opción perfecta como solución para aquellos que desean tener su hogar, adquiriendo un producto relativamente barato y de fácil instalación. 

Países como Estados Unidos cuentan con excelentes modelos de casas prefabricadas que a través del tiempo han sido perfeccionadas llegando a ofrece una excelente calidad y terminación. 

Pero las empresas que las fabrican no quieren quedarse solo en una casa bonita, barata y de fácils construcción, sino que algunas van más allá creando modelos ecológicos. 

Este tipo de vivienda son las llamadas casas verdes y empresas norteamericanas como la firma Clayton, apuestas a la innovación diseñando para un próximo lanzamiento en el mercado de sus casas prefabricadas y autosuficientes energéticamente. 

Se trata de un tipo de construcción que lleva en su tejado la instalación de placas que aportarán energía solar fotovoltaica, logrando una vivienda totalmente autosuficiente en todo lo relacionado a la materia energética. 

El nuevo modelo como se llamará “i-House” y promete a sus propietarios la ventaja y el beneficio de no tener que pagar más facturas por electricidad, con el agregado que también contarán con un dispositivo para recargar un coche eléctrico. 

Clayton se encuentra trabajando en este diseño de casa verde desde 2009, aprovechando además cada una de las innovaciones que en materia energética surgen en el mercado, agregando así valor a la vivienda que la convertirá en totalmente autosuficiente.


Existe ya una comunidad en Estados Unidos llamada Green Bridge Farm, que cuenta con una extensión de veinticinco hectáreas con árboles y donde se han instalado varias de estas casas prefabricadas similares a la i-House, además de otras casas más pequeñas y también ecológicas. 

 La comunidad de Green Bridge Farm ha sido la encargada de establecer las áreas donde las casas serían construidas, como también la altura máxima a la que pueden llegar, fijando especialmente una clásula donde se especifica que el 90% del espacio natural debe quedar destinado a bosques y por lo tanto no podrán realizarse allí nuevas construcciones. 

Los especialistas de la empresa brindan asesoriamiento sobre este tipo de vivienda y aconsejan que lo más importantes es enconetrar el lugar adecuada para la construcción de la casa y si una persona posee una extensión de terreno viable, puede pedir a uno de los expertos de Clayton la construcción de una casa i-House, adaptando el modelo a las necesidades personales de sus ocupantes como también determinar el mejor lugar y ubicación para la instalación de estas casas. 

 Una vez determinadas las características principales de lugar y tipo de vivienda, la empresa diseña una casa teniendo presentes los criterios ecológicos y habitaciones de la familia, para después diseñar el hábitat adecuado, prometiendo además que su instalación no superará el máximo de cuatro meses.