lunes, 24 de diciembre de 2012

Primer aeropuerto sustentable del mundo en Las Galápagos

Famosas por sus numerosas especies endémicas además de los estudios de Charles Darwin que le llevaron a establecer su Teoría de la Evolución las Islas Galápagos situadas en el Océano Pacífico a unos mil kilómetros de la costa de Ecuador. 

Y es precisamente en este espacio natural de tanta importancia a nivel ecológico que el 15 de diciembre se ha inaugurado el primer aeropuerto sustentable del mundo, que comenzará a funcionar de forma paulatina hasta su inauguración oficial en marzo de 2013. 

Este Aeropuerto Ecológico, único en el mundo se encuentra ubicado en Beltra, Islas Galápagos y con su puesta en marcha se cumple una tarea de gran importancia para el planeta, habiendo recibido además la certificación de aeropuerto ecológico entregada por la LEED (Leadership in Energy and Environmental Design, del U.S. Green Building Council) del Consejo Americano de Construcción Sustentable. 

Esta nueva terminal tiene como finalidad la optimización y el acondicionamiento natural pero con un importante ahorro en el uso de energía para refrigeración, maximizando además la iluminación natural en el interior del edificio integrando también sistemas de energías renovables tales como la eolica y la solar. 


Así por ejemplo los techos del edificio se han construido con material de tipo refractario reduciendo de esta forma la temperatura interior y las paredes se han hecho con elementos y pinturas que no necesitan de grandes iluminaciones. 

El agua que se utiliza es reciclada y en lo relacionado a la energía eléctrica y ventilación se emplearán tanto la luz solar como el viento. 

Todo esto en su conjunto ha logrado este aeropuerto ecológico después de una obra que ha durado un año y hoy se encuentra operando a pesar que aún quedan algunos detalles que serán terminados en los próximos meses y utilizando la piedra y la madera que se saque de la antigua terminal evitando desperdicios y reutilizando al máximo el material existente. 

 El edificio, será utilizado por unos mil pasajeros diarios y los constructores aseguran que la edificación apunta a lograr una mayor calidad ambiental pero con una mínima dependencia energética.