lunes, 10 de diciembre de 2012

Calefacción solar

La energía solar puede ser aprovechada para varios usos y entre ellos la calefacción de edificios, sin embargo se trata de un sistema que aún no ha podido ser optimizado totalmente y por lo tanto es imposible cubrir la demanda energética a lo largo de todo un año por una diversidad de razones técnicas. 

Una de las razones que los especialistas ponen de manifiesto es un criterio de eficiencia energética con la premisa que no es posible optimizar una instalación solar para un período corto del año ya que se desperdiciaría el resto del tiempo. 

Por esta razón, además de realizar la instalación solar será necesario optimizar las tradicionales ya existentes y utilizar un sistema de generación que sirva como auxiliar, ya sea una bomba de calor para elevar la temperatura o una caldera. 

Entre las alternativas más recomendables para calefaccionar un inmueble el suelo radiante es uno de los mejores sistemas conjuntamente con la energía solar, ya que a través de tuberías que circulan bajo el suelo de la vivienda se consigue una temperatura adecuada en todos los ambientes, siendo notable el ahorro energético y el confort que proporciona este tipo de calefacción. 

En el caso de servicios colectivos tanto la calefacción como el agua caliente se traducen como servicios sanitarios que proporcionan bienestar a ese inmueble, de allí la importancia que tiene no solo una adecuada instalación sino también el mantenimiento de la misma a través de empresas como Remica que no solo garantizan cada trabajo sino que añaden a cada proyecto su experiencia comprobable y brinda soluciones personalizadas entre las que se encuentra la “Ecoenergía”. 

Con relación a la energía solar es posible no solo la instalación de este sistema para calentar agua en casas particulares como en comunidades de propietarios a través de la utilización de paneles solares térmicos


Es necesario además, tener en cuenta que el conocimiento y la especialización de la empresa que realizará el trabajo son dos factores fundamentales ya que de ello dependerá un adecuado funcionamiento y aprovechamiento de la energía solar, principios que se pueden llevar adelante utilizando procesos tecnológicos de última generación sumados al conocimiento de aquellos que se encargan de realizar la obra. 

Utilizar las energías renovables no solo ayuda a resguardar el medio ambiente sino que representa un ahorro importante en el consumo de energías tradicionales que además de un coste alto atentan contra el planeta.