viernes, 7 de diciembre de 2012

Barco impulsado con energía solar

El Turanor PlanetSolar es el primer barco totalmente impulsado con energía solar cuyas dimensiones de 31 metros de eslora y 15 de anchura le permiten navegar gracias a la utilización de esa energía renovable. 

Al verlo, su imagen recuerda a un portaaviones pero de dimensiones reducidas, siendo en realidad el barco solar de mayor tamaño que existe en el mundo denominado como Turanor PlanetSolar

Su viaje tiene como objetivo principal establecer un record que es hacer la vuelta al mundo promoviendo el uso de energía sostenible y si lo logra se transformaría en el primer catamarán accionado por energía solar en circunnavegar el mundo. 

Este barco considerado hoy como el pionero en el campo tecnológico demuestra a las claras que la energía solar puede utilizarse en los transportes marítimos. 

La totalidad del diseñado ha sido realizada en Nueva Zelanda, en tanto que su construcción se llevo a cabo en Alemania siendo su fundador Raphael Domjan,un ex-conductor de ambulancia y guía especializado en rescate de montaña. 

Al verlo puede distinguirse un piso superior cubierto con unos cinco mil trescientos cuadrado de paneles solares fotovoltaicos, siendo un barco totalmente diferente a los convencionales que recorre los siete mares, habiendo viajado ya a través del Atlántico a Miami, incluyendo el Canal de Panamá, las Islas Galápagos, Astralia y las Filipinas.


Dejara Hong Kong, dirigiéndose después a Mumbai, Abu Dhabi y en el Mediterráneo a través del Canal de Suez. Su meta es una gira alrededor del mundo realizando algunas paradas a lo largo de la línea del ecuador una zona especial ya que allí la intensidad de los rayos solares es más predominante, en un viaje de más de cincuenta mil kilómetros. 

Por su parte, las paradas intermedias como Miami, Cancun, Brisbane, Hong Kong, Shanghai, Singapour, Abu Dhabi le darán al proyecto un grado de reconocimiento muy importante como plataforma que servirá para instar al fomento de la energía renovable y en especial la solar. 

Durante el viaje su tripulación formada por cuatro persona tiene por misión observar el rendimiento de los paneles y baterías de litio que almacenan energía solar y que son las responsables de permitir que el barco continúe navegando a través de la noche, o también cuando el cielo está nublado, llegando a una velocidad de hasta unos 15 kilómetros por hora. 

El proyecto del Turanor PlanetSolar, es financiado por varios patrocinadores y representa un experimento científico único que de tener el éxito esperado será producido en masa para uso comercial.