miércoles, 7 de noviembre de 2012

Productos de limpieza ecológicos y eficientes

Gran parte de los productos de limpieza que se utilizan habitualmente son fabricados a partir de aceite crudo que como es conocido por todos se trata de un combustible fósil no renovable. 

Con el objetivo de cambiar esta realidad se han ido intensificando la fabricación de detergentes elaborados a partir de aquellos recursos naturales que sí son renovables pero sin embargo estos compuestos aún requieren de sustancias producidas químicamente. 

Con el objetivo de cambiar esta realidad se ha llevado a cabo el desarrollo de un proyecto realizado por un grupo de ingenieros de Fraunhofer-Gesellschaft que permitirá en un futuro la producción de detergentes y productos de limpieza más respetuosos del medio ambiente. Se utilizarán para su elaboración recursos renovables producidos a partir de la actividad de ciertos hongos y bacterias y utilizando métodos biotecnológicos. 

Así, se producirán diversos productos de limpieza tales como lavavajillas, cremas, geles y detergentes de uso personal que se desarrollarán utilizando técnicas totalmente ecológicas. Este nuevo sistema será una alternativa excelente en este campo, tanto con relación a los detergentes elaborados con compuestos químicos como a los producidos fabricados utilizando aceite crudo. 

Al utilizarse hongos, bacterias conjuntamente con procesos biotecnológicos se logrará incrementar la eficacia de los productos con el valor agregado de emplear recursos renovables y un método totalmente ecológico. 


Este novedoso enfoque dado por los especialistas del Fraunhofer Institute for Interfacial Engineering and Biotechnology incluye la producción de biosurfactantes microbianos, basados todos ellos en recursos sostenibles tales como el azúcar y el aceite vegetal. 

A pesar de las grandes ventajas encontradas en este tipo de producción, hasta la fecha se utilizan solamente en unos pocos productos para el hogar y cosméticos debido a que son costosos y difíciles de producir, siendo este punto uno de los desafíos que los investigadores deberán superar, aumentando el rendimiento de la fermentación y optimizando el proceso de producción a fin de bajar los costes de fabricación.