viernes, 16 de noviembre de 2012

Lavadora de ropa ecológica

Con la intención de hacer más limpio y sustentable el Planeta Tierra cada día se investiga sobre diferentes posibilidades para la creación de productos y objetos ecológicos, desde casas hasta papel, muebles y los más diversos usos de materiales que no afecten la naturaleza. De allí que cada vez que aparece un invento o creación que evite la contaminación ambiental es un paso efectivo hacia un planeta más saludable. 

La propuesta es ahora lavar la ropa casi sin utilizar agua y sin necesidad de utilizar productos químicos contaminantes. Su creadora es la empresa Xeros de Inglaterra que se encuentra en la actualidad trabajando en un prototipo de lavadora que permitirá no solo ahorrar una gran cantidad de agua y energía además de no dañar el medio ambiente. 

El diseño de esta novedosa máquina se basa en las investigaciones llevadas a cabo por expertos de la Universidad de Leeds que han logrado fabricar una máquina para lavar la ropa y que solo consumiría un 10% del agua que habitualmente se necesita para lavar utilizando una máquina convencional, además de utilizar también un 40% menos de energía eléctrica. 

Sus creadores afirman que si se reemplazaran todas las lavadoras tradicionales que existen en Estados Unidos por este modelo sería posible ahorrar unos mil doscientos millones de toneladas métricas de agua por año, algo que en términos de beneficios ecológicos sería como quitar de la circulación unos cinco millones de coches. 

 Esta máquina tampoco necesita de jabón para lavar la ropa ya que con unas pequeñas bolitas de nylon y una medida reducida de detergente mezclados con un poco de agua la ropa quedará perfectamente limpia.


Las bolitas actúan de la misma forma que lo hace el agua al mezclarse con la ropa húmeda en el tambor de la máquina, absorben toda la suciedad atrapada en los tejidos, un proceso descubierto por Stephen Burkinshaw, especialista en química textil, que se dedicó a estudiar durante años cómo los polímeros plásticos absorben la tintura para cambiar de color, hizo pruebas con ellos para evaluar también su capacidad de absorber las manchas, resultando todo un éxito. 

Una vez terminado el ciclo de lavado no es necesario retirar las pelotitas del lavarropas ya que resisten hasta quinientos lavados y una vez que han succionado toda la suciedad posible, es posible reciclarlas o reutilizarlas, o sea fundirlas nuevamente quitarles la suciedad y volver a fabricar con ellas bolitas para lavar. 

De lo contrario es posible usarlas en otras aplicaciones y por ello nunca irán a parar a la basura. Esta lavadora ofrecerá los mismos resultados que las demás como quitar las manchas y como usa muy poca agua, la ropa sale seca y casi sin arrugas. 

 Los expertos están ahora trabajando en la etapa final de un prototipo para una máquina industrial, pero están casi seguros que la lavadora para uso doméstico podrá estar lista dentro de aproximadamente tres años.