jueves, 22 de noviembre de 2012

Inventos ecológicos

El cuidado del medio ambiente ha llevado a muchos investigadores y también aficionados a diseñar peculiares objetos con los más diversos usos, que además de ser ecológicos ayudan en algunos casos a la economía del hogar y en otros a sobreponerse a situaciones de riesgo. 

Gregor Schappers, ha desarrollado a través de su empresa Trinysol uno reflectores de que concentran los rayos del sol y el calor gracias a la utilización de espejos o piezas de aluminio, produciendo la energía necesaria para alimentar una cocina. 

Esta concentración de energía solar que es capaz de captar cada reflector es muy similar a una antena satelital y puede producir temperaturas de más de 1020 grados Celsius. Cuando el calor llega hasta la cocina, se reparte en las ollas y el horno. 

Si bien por ahora se trata de un sistema de reflectores costo ya que cada uno tiene un costo de aproximadamente unos cinco mil dólares por otra parte se destacan por ser un sistema totalmente ecológico que no emite gases dañinos, siendo también un sistema real que protege el medio ambiente. 


El otro nuevo gran “invento” se relaciona con el agua, un bien que cada vez se vuelve más escaso en el mundo con el agravante que en muchos puntos del planeta existen personas que no tienen el privilegio de disfrutar del líquido elemento con tan solo abrir un grifo.

Pensando en eso la empresa NBD Nano anunció el desarrollo de una botella, que puede parecer mágico ya que literalmente se trata de una botella que se llena de agua sola. 

El fundamento que se ha tenido en cuenta para este invento ha sido el ejemplo del escarabajo de Namib que puede obtener agua del aire a través del fenómeno de la condensación. 

Así, NBD Nano se planteó el desafío ya que si un escarabajo puede hacerlo ellos también son capaces de repetir ese proceso y aplicarlo a una botella, un proceso que lleva a la condensación y provoca que la botella se llene de agua sola.

El proceso requiere por supuesto de una fuente de energía externa, pero el consumo no sería alto, ya que con una celda solar y una batería recargable son más que suficientes. Un importante invento si se tiene en cuenta que existen once mil trescientos cuarenta billones de litros de agua presentes en el aire.