martes, 4 de septiembre de 2012

Beneficios de las botellas de vidrio reciclado

Una adecuada gestión de los residuos es mejor que la reutilización de algunos de ellos como es el caso de los objetos hechos de vidrio, a pesar de tratarse de un antiguo debate la mayor parte de los especialistas en esta materia aconsejas reciclar una botella en vez de reutilizarla, tal y como se hacía años atrás cuando existían los llamados envases retornables.

Sin embargo y pese a que esta afirmación cuenta con el apoyo de la mayoría de los ecologistas, también es necesario en el caso del vidrio en particular tomar en cuenta algunas variantes de logística ya que de lo contrario podría resultar un proceso demasiado oneroso tanto el de reutilizar los envases como el de reclicarlos.

Así por ejemplo, transportar una botella vacía de color verde oscuro, con un peso de aproximadamente unos 390 gramos, implica un gasto considerable y de allí que en el caso de la reutilización será necesario que el trayecto que deban recorrer esos envases hasta la planta de reutilización sean trayectos cortos y que se trata de envases de productos que tengan mucho consumo.

En cuanto al reciclaje el punto a tener en cuenta es que a pesar de resultar totalmente posible fabricar una botella nueva a partir de residuos de vidrio que las personas depositan en los contenedores de una ciudad, en la práctica no es posible producir botellas con un 100% de vidrio reciclado ya que existe una limitación importante que está dada precisamente por el color del material.


De esta forma, existen botellas verdes que al fabricarlas pueden incorporar un porcentaje alto de vidrio ya usado, sin embargo para obtener otras tonalidades es necesario utilizar en la mayor parte de los casos materias primas nuevas para fabricarlas.

Una botella de 750 ml. de color verde oscuro puede contener casi un 50% de vidrio recuperado de los contenedores y una de color verde esmeralda permite agregar hasta un 85%.

Asimismo, además de ser determinante el color del vidrio utilizado también es importante la cantidad y calidad de los residuos que se recogen de los contenedores y en el caso específico de España, en la actualidad existe una recuperación de hasta un 60% del vidrio y por ello las botellas fabricadas en el país podrían contener un máximo de hasta el 60% de vidrio reciclado.

También, es importante que el vidrio recuperado en lo contenedores no se encuentre mezclado con otro tipo de materiales y por ello la separación debe hacerse de forma bastante minuciosa para evitar un alto porcentaje de impurezas, tales como sílice (arena), carbonato sódico, carbonato cálcico y, en cantidades mucho menores, sulfato de calcio y de sodio, así como cromita, óxido de hierro y grafito.

Por último, un dato que hace a la economía de energía muestra que por cada 10% de vidrio reciclado que se utilice de más puede reducirse hasta en un 2,5% el consumo de energía en el horno utilizado para fabricar los envases.