miércoles, 4 de julio de 2012

Los incendios de Valencia y sus daños irreparables

Los recientes incendios que se han producido esta semana en los municipios valencianos de Cortes de Pallás y Andilla han afectado a más de cuarenta y ocho mil hectáreas, según las estimaciones que ha realizado el Consorcio provincial de Bomberos de Valencia

Los daños irreparables afectan la biodiversidad de la zona y afectan principalmente varias especies vulnerables como el águila-azor perdicera, además de haber causado la muerte de otras aves rapaces como el gavilán. 

Según los expertos estos incendios han causado en la zona daños irreversibles ya que afectan en gran media los espacios protegidos de la “red Natura 2000 y Áreas Importantes para la Conservación de las Aves” (IBA). 

Todos estos espacios protegidos eran el hábitat natural de importantes poblaciones de aves y otros animales en peligro de extinción, pero la más perjudicada es el águila-azor perdicera ya que se la considera especialmente “vulnerable” según la identifica el catálogo nacional de especies amenazadas y con estos incendios se han afectado por lo menos seis territorios donde esta especie habita. 


También se han visto afectados los pollos de otras aves rapaces forestales tales como la culebra europea y el gavilán común, además del aguililla calzada todas especies que han muerto calcinadas, ya que se encontraban aún en sus nidos, perdiéndose también toda la reproducción de este año. 

Debido a las altas temperaturas causadas por el incendio se han calcinado amplias zonas de monte que muchas especies utilizaban para alimentarse, trayendo como consecuencia la desaparición de presas en los próximos años. 

La administración valenciana deberá ahora recuperar todo el hábitat destruido por los incendios y alcanzar en el menor tiempo posible los valores naturales originales de todos los espacios protegidos. 

Para lograr este objetivo deberá realizarse un plan con base científica dejando de lado las reforestaciones rápidas que ya se ha demostrado resultan totalmente ineficaces.