miércoles, 20 de junio de 2012

Segunda Cumbre de la Tierra en Río de Janeiro

Ha comenzado la Segunda Cumbre de la Tierra en la ciudad de Río de Janeiro, Brasil y para muchos especialistas en el tema el futuro ecológico del planeta está en juego. 

Hasta el 22 de junio se llevará a cabo esta Cumbre de la Tierra que trata el importante tema del desarrollo sostenible, a la que popularmente se la conocer como Río+20. 

El objetivo primordial es asegurar un compromiso político a nivel internacional que asegure la preservación del planeta, realizando una evolución del progreso que ha tenido el tema hasta la fecha, estableciendo nuevos desafíos medioambientales. 

La asistencia de un centenar de Jefes de Estado y de Gobierno quienes finalizado el encuentro suscribirán un documento denominado “El futuro que queremos”. Entre los principales temas que serán tratados se encuentran la economía verde en un marco de desarrollo sostenible y la formación de un marco institucional que sea útil para el desarrollo sostenible. 


El PNUMA (Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente) es una ocasión histórica para toda la comunidad internacional para lograr una transformación hacia un modelo que refleje de forma integrada y dependiente de forma mutua las dimensiones económicas, ambientales y sociales de un verdadero desarrollo sostenible. 

Esta conferencia se lleva a cabo en medio de un fuerte debate sobre la economía a nivel mundial teniendo en cuenta la crisis financiera por la que se encuentra pasando la Unión Europea y también Estados Unidos, con el agregado de la ausencia del presidente norteamericano Obama y las del presidente ruso Putin, el primer ministro italiano Monti y el primer ministro inglés David Cameron. 

Varios obstáculos han debido superarse para llegar a esta reunión, entre ellos la división existente entre los países ricos y los que se encuentran en vías de desarrollo a los que se suman la postura crítica expresada por las más importantes organizaciones ambientalistas que han descalificado esta Cumbre. 

 Un paso difícil pero que debe ser llevado adelante por los gobiernos del mundo a fin de preservar el planeta que en definitiva es el hogar de todos.