martes, 12 de junio de 2012

Árboles Solares Gigantes en Singapur

Mucho se ha dicho sobre la energía solar y sus múltiples beneficios, surgiendo cada día propuestas novedosas y proyectos que la utilizan. 

Así en el Bay South Garden en Singapur se han construido unos magníficos Árboles Solares Gigantes, un maravilloso espectáculo que será inaugurado el próximo 29 de junio con el objetivo que todas las personas que se acerquen al lugar puedan conocer la muestra y aprender un poco más sobre la energía solar. 

Se trata de torres de gran altura que alcanzan unos 50 metros y que cuentan con paneles solares. 

Un total de 18 árboles forman este peculiar conjunto que además de absorber energía solar a través de sus paneles, tendrán además la función de actuar como conductos de ventilación para ciertos conservatorios que se encuentran en las inmediaciones del área. 

Por otra parte, se recolectará el agua de lluvia aprovechando que las lluvias son frecuentes en Singapur. 

La ciudad ha cumplido así con un objetivo que llevaba diseñando desde hace tiempo, como es el de crear una ciudad dentro de un jardín, un proyecto que ha tenido como inspiración varias culturas de otros lugares del mundo. 

Los nuevos espacios verdes llevarán por nombre Gardens by the Bay, que se transformarán en un verdadero oasis en esta gran ciudad. 


Entre las especies que podrán verse se encuentran diversas plantas exóticas, además de un gran lago y varias construcciones de estilo moderno que se han repartido en los jardines temáticos. 

Los árboles gigantes son estructuras metálicas que han sido cubiertas por una gran cantidad de plantas que llegan a más de ciento sesenta y dos mil. El árbol más grande del conjunto llega a medir 50 metros y el más pequeño tiene una altura total de 25 metros. 

Además, todos ellos cuentan con cuatro áreas que han sido especialmente reforzadas en la zona central hecha de cemento y que cumple la función de sostener la estructura. 

Mayormente los creadores de estos insólitos árboles tomaron como base árboles existentes en las selvas tropicales que fueron adaptadas para que puedan “atrapar” la energía solar. 

Por otra parte, la energía solar se utiliza en los conservatorios del jardín llamados Cloud Forest (Selva de la nube) y Flower Dome (cúpula de flores). De esta forma sencilla los árboles van absorbiendo el calor y refrescando el entorno.