sábado, 21 de abril de 2012

Las ecobicicletas y las energías limpias

Las grandes ciudades y su tráfico pesado hacen que cada día más personas comiencen a pensar en vehículos alternativos que les permitan trasladarse pero también cuidar el medio ambiente ha hecho de las ecobicicletas una alternativa más que saludable. 

La producción de energías alternativas se suma a esta propuesta de cuidar el medio ambiente y las llamadas energías limpias pasan a ser las protagonistas ya que además de abaratar costos contribuyen al bienestar general de la sociedad ya que no contaminan el aire mejorando la calidad de vida de todos. 

La bicicleta es un medio de transporte del que el hombre se vale desde hace años pero la lentitud como alternativa para trasladarse entre grandes distancias no la hace el medio más favorable. 

Por ello, surgen las bicicletas equipadas con una batería removible que son impulsadas con unas pocas pedaleadas y logran recorrer distancias relativamente extensas a una velocidad que llega hasta los 40 kilómetros por hora. 

La carga realizada a la batería de una ecobicicleta tiene una autonomía que va de 3 a 8 horas siempre dependiendo de la distancia del recorrido que pretende realizarse. Tienen además la ventaja de no producir ruidos molestos ayudando así a reducir también la contaminación auditiva, otro de los problemas de las grandes ciudades. 

En términos de costos son económicas ya que su carga no implica una suba excesiva en el consumo eléctrico normal de una casa, un gasto mínimo comparado con el que se realiza cada vez que se carga combustible a un coche y con la ventaja adicional que la batería solo necesita ser cambiada cada dos años. 

Sin lugar a dudas estas ecobicicletas serán la respuesta en poco tiempo para todos aquellos que no solo desean economizar sino utilizar un transporte alternativo que no contamine el medio ambiente y les permita además desplazarse con rapidez entre el pesado tráfico de las grandes ciudades.