miércoles, 4 de abril de 2012

Chimpancés de África ecuatorial y sus variaciones genéticas


Para los neófitos en la materia los chimpancés podrían parecen todos iguales sin distinguir especies con rasgos característicos demasiado notables como para diferenciar las diferentes especies.

Sin embargo una investigación reciente ha permitido establecer que los chimpancés que son comunes de África ecuatorial forman parte de una sub-especie de las tres que existen catalogadas por la comunidad científica como occidental, central y oriental.

Esta investigación fue publicada recientemente en el Plos Genetics y el trabajo llevado a cabo por los especialistas fue el de analizar el ADN de 54 chimpancés haciendo luego mediciones sobre los genomas diferentes en cada uno de ellos, descubriendo así que por ejemplo los chimpancés que habitan la región camerunense tienen sustanciales diferencias con el restos de los grupos.

Este tipo de estudio es importante cuando de conservación de las especies se trata, sobre todo teniendo en cuenta que las poblaciones de simios corren un gran riesgo de perder su hábitat natural, algo que afectaría su existencia.

Tanto la caza indiscriminada de estos animales como las infecciones que aumentan ostensiblemente podría exterminar muchas de estas especies y por ello los científicos piensan que las estrategias de conservación tienen que estar basadas sobre todo en el conocimiento a fondo de la estructura de sus poblaciones.

Por ello, el determinar de forma fehaciente el hecho que las poblaciones de chimpancés conocidas sean genéticamente distintas aumenta el valor de su conservación por separado.

Durante la investigación los científicos descubrieron también que a pesar que las poblaciones de chimpancés vivían cerca unas de las otras eran manifiestamente diferentes desde el punto de vista genético que si se los compara con los humanos de diferentes continentes.

Según el profesor Peter Donnelly, director del Centro de Genética Humana Wellcome Trust de Oxford (Reino Unido) y uno de los autores del estudio, comentó en relación a los resultados que “Una cantidad de humanos relativamente pequeña abandonó África hace entre 50.000 y 100.000 años. Todas las poblaciones no africanas descienden de ellos y su genética guarda una semejanza razonable. Es un dato muy interesante que los chimpancés de hábitats de un mismo país separados por un río difieran más entre sí que los humanos de distintos continentes. Subraya las grandes similitudes genéticas que se dan entre las poblaciones humanas y también la mayor estabilidad y la menor hibridación durante cientos de miles de años en los grupos de chimpancés.”

Esta investigación conjuntamente con los datos obtenidos servirían para desarrollar un amplio catálogo de la variación genética que podría destinarse a identificar los grupos genéticamente diferentes y comprobar su población de origen

Asimismo, y teniendo en cuenta su condición de "parientes" cercanos de los humanos, tanto la estructura como los orígenes de las poblaciones de chimpancé siguen suscitando una gran interés para los investigadores que en estudios futuros utilizarán estos datos para descubrir adaptaciones de los chimpancés camerunenses.