jueves, 15 de marzo de 2012

Tigres Chinos en peligro de extinción


La extinción de algunas especies sigue causando preocupación en los investigadores, científicos y biólogos ya que cada una que desaparece es imposible de restituirla y así muchas ya han dejado de existir en el planeta una gran cantidad tanto de animales como de vegetales.

Por esa razón algunas especies en peligro de extinción son conservadas en lugares especiales que imitan sus hábitats naturales en el intento de que puedan reproducirse y volver a tener un número importante de cada una de ellas.

Este es el caso de un pequeño grupo de tigres chinos los “Panthera tigris amoyensis” que viven desde el año 2004 en una reserva especial ubicada en el centro de Sudáfrica.

Estos tigres nacieron en diferentes zoológicos en China y posteriormente fueron trasladados a esta reserva de unos 300 kilómetros cuadrados de extensión con la finalidad de que puedan desarrollar sobre todo sus habilidades de caza, las mismas que tendrían si vivieran en estado salvaje, además de reproducirse y luego ser reintroducidos en el lugar que por naturaleza sería su hábitat que son las praderas del centro y sur de China.

La organización que lleva a cabo este proyecto de conservación es la Save China’s Tigres creada por Li Quan en el año 2000. Esta institución sin ánimo de lucro tiene como objetivo principal dar a conocer la situación del tigre chino, una de las especies más amenazadas de las 5 sub-especies de tigres que aún sobreviven.

Por su parte en África el proyecto denominado Chinese Tiger Reintroduction Project es el programa encargado de producir esta reintroducción del tigre chino y por ello, fueron llevadas a esa reserva dos parejas de tigres y bajo la supervisión de expertos biólogos especialistas en vida salvaje, se logró que los tigres dejaran de sufrir temor a otros animales vivos, además de aprender a cazar, comer presas desarrollando una especial capacidad para atrapar de forma sencilla presas medianas.

Durante todo este tiempo, una nueva generación de estos tigres nació en la reserva. Son once cachorros que serán reubicados en China una vez que se encuentren preparados para vivir en el medio salvaje.

Para lograr esto se está pensando en crear reservas especiales para estos animales en China en un territorio que deberá tener como mínimo unos ochenta kilómetros cuadrados de superficie y ser custodiado por guardias armados para evitar los cazadores furtivos.