domingo, 18 de marzo de 2012

El Turismo ecológico o ecoturismo



Una tendencia relativamente nueva el turismo ecológico, conocido también como ecoturismo o turismo alternativo es diferente al tradicional, con un enfoque distinto para la realización de actividades en las cuales se privilegia ante todo la sustentabilidad, la preservación del planeta y se desenvuelve sobre todo a través de la observación.

El turismo ecológico se traduce entonces esencialmente en tener un bajo impacto sobre el medio ambiente con una regulación cuidadosa y practicado por quienes se interesan en la naturaleza y son respetuosas de las costumbres locales.

Para que el turismo ecológico sea considerado como tal, debe cumplir con las siguientes premisas básicas.

A través de la denominada “zonificación” se protegen diferentes áreas que se estima son más frágiles y corren mayores riesgos en lo que a su extinción o destrucción se refiere, existiendo además otras zonas donde solo se permiten visitas bajo ciertas reglas.

El ecoturismo ha contribuido a través de los años a atraer la atención sobre aquellas especies que se encuentran en peligro de extinción fomentando por otra parte su conservación.

Desde bosques hasta playas donde algunos animales como las tortugas se dirigen cada año a desovar son los ambientes naturales don el ecoturismo se desarrolla y donde los viajeros llegan para observar las maravillas que suceden tanto en el mundo animal como vegetal.

También el ecoturismo se traduce en actividades científicas y educativas, aumentando así las probabilidades de preservar especies en peligro de extinción y que los niños aprendas desde temprano la importancia que tiene el cuidado del planeta y del medio ambiente.

Por otra parte, los ingresos que se obtienen a través de la explotación del ecoturismo son realmente considerables y aumentan cada año, siendo desde el punto de vista económico un negocio que favorece hoteles, restaurantes, transportes y comercios en general.

Asimismo, las áreas protegidas ganan beneficios con los ingresos económicos ya que una gran parte se reinvierte para la conservación de los espacios y parques naturales.

El ecoturismo también ha comenzado a combinarse con actividades afines como arqueología algo que atrae un gran número de turistas interesados en la historia.

Para permitir que el ecoturismo siga creciendo cada año será necesario seguir invirtiendo y modificando por ejemplo las infraestructuras hoteleras y de restauración para que también se adecuen a este turismo que protege el medio ambiente.

Un panorama alentador, el cuidado de la naturaleza y del planeta en general es un tema que interesa cada día a más personas.