lunes, 30 de enero de 2012

Energía solar fotovoltaica


La transformación implementada en forma directa de la radiación solar en energía eléctrica es una realidad denominada energia solar fotovoltaica, que puede realizarse a través de dos tipos de aplicaciones, una por medio de instalaciones aisladas de la red eléctrica y la otra con el uso de centrales de generación que se conectan a la red.

Las instalaciones aisladas de la red son ventajosas ya que gracias a ellas es posible disfrutar de electricidad en sitios que se encuentren lejos de la red de distribución eléctrica, ya que captan la energía solar a través de paneles fotovoltaicos y el almacenamiento en baterías.

En el caso de la segunda aplicación de sistemas fotovoltaicos conectados a red, se trata de la generación de electricidad utilizando paneles solares fotovoltaicos inyectándola en forma directa a la red de distribución eléctrica.

Las denominadas centrales fotovoltaicas pueden ser pequeñas instalaciones colocadas en un tejado o terraza y también instalaciones de mayor envergadura que se ubican por ejemplo sobre las cubiertas de naves industriales y en ciertos casos en el suelo.

También pueden ser fijas o móviles, instalándose los paneles fotovoltaicos sobre estructuras especiales que pueden desplazarse y seguir así el recorrido del sol como una forma de aprovechar al máximo la generación de electricidad durante el día.

La energía solar fotovoltaica producida utilizando los paneles solares es un sistema versátil, sencillo de operar y muy rápido de instalar, posibilitando la obtención de electricidad de manera fácil.

Existen en la actualidad empresas especializadas, como Martifer Solar que ofrece diversas soluciones solares fotovoltaicas con la ventaja de adaptar la instalación a las necesidades de cada cliente, transformando así la radiación solar en electricidad a través de un servicio de ingeniería integral que no solo monta los paneles e instala la tecnología adecuada sino que también realiza su posterior mantenimiento.

Energía solar fotovoltaica, una fuente de energía segura, confiable y abundante que representa hoy una alternativa viable frente a las fuentes de energía tradicionales.