domingo, 18 de diciembre de 2011

Micología, un mundo diferente y fascinante


La micología es la ciencia que se encarga de estudiar los hongos y es en el otoño cuando los expertos que realizan este tipo de labor se reúnen conjuntamente con aficionados al tema para adentrarse por los diversos bosques de España en busca de las distintas especies de setas.

Para emplear un término exacto vale la pena aclarar que las setas son las frutas de los hongos a pesar que suelen utilizarse ambos términos para referirse al mismo tema.

Por otra parte, los hongos pertenecen al llamado reino Fungi, que es totalmente independiente del reino animal y también del vegetal a pesar que presenta características que les son comunes a ambos.

Su semejanza con los animales se debe a que ellos pueden elaborar su propio alimentos, contrariamente a lo que sucede con las plantas y se parecen a ellas por el hecho de carecer de movilidad.

En realidad los hongos propiamente dichos no se ven ya que se encuentran inmersos en el medio del cual se alimentan como pueden ser maderas, materia orgánica variada y hojas, haciéndolo por medio de un conjunto de filamentos con los que están formados.

Un mundo realmente fascinante que ha generado con el tiempo la aparición de diversas asociaciones que se dedican a esta interesante ciencia como también empresas que han diseñado un plan de micro-turismo para conocer determinada regiones donde los hongos abundan, una forma de turismo rural y de conocimiento científico.

Afortunadamente en España existen varios lugares en los que es posible llevar adelante esta manera diferente de viajar incorporando el conocimiento de este mundo increíble y sobre todo en los meses de otoño ya que es la mejor época para encontrar gran variedad de parajes donde crecen estas especies.

La existencia de estas rutas ha servido para el turismo realizado por aficionados que gustan de recoger setas, recomendándose hacerlo con un guía experimentado y que conozca específicamente de micología ya que la diversidad de especies de hongos es tanta que fácilmente para alguien no preparado adecuadamente pueda recoger hongos venenosos.

Entre las rutas más recomendables se encuentran la de Barcelona en la zona de Sitges, en Asturias donde se realiza además jornadas de caza y micología y también en Soria, donde se realizan cursos y paseos campestres y en Huesca también con sus especiales jornadas anuales destinadas a la micología.