domingo, 9 de octubre de 2011

Cuidados de la huerta y jardín: control ecológico de plagas



Quienes son aficionados tanto a la jardinería como a la agricultura y cultivan frutas y vegetales, se encuentran mucha veces con el problema de las plagas que atacan y destruyen sus cultivos.

El control ecológico de plagas hoy es posible gracias a los diferentes medios con los que se cuentan, todos ellos naturales y que permiten dejar de lado los productos químicos que tanto afectan al suelo como a los mismos cultivos.

Así, algunas plantas aromáticas son excelentes aliadas para luchar contra algunos insectos que atacan los cultivos y también contra otras plagas como caracoles, babosas, ratones y topos.

Estos últimos por ejemplo, se encargan de destruir las raíces de las plantas ya que sus galerías son excavadas donde éstas se encuentran. Para que abandonen ese hábito y también se retiren de la huerta, unas bolas de alcanfor en los túneles serán suficientes para que el olor las haga abandonar sus guaridas.

Caracoles y babosas producen grandes daños a los cultivos pues su voracidad las lleva a comer las hojas de todos ellos dejando un rastro de destrucción a su paso. Una forma natural de combatir esta plaga es esparcir cenizas por el terreno o rodear las plantas que suelen atacar con una banda de plástico y en él colocaremos sal.

Una manera ecológica de deshacerse de las hormigas y evitar que invadan los frutales es pintando el tronco de los árboles con una mezcla hecha de agua y cal.

Azufre micronizado es excelente para fumigar las plantas invadidas por ácaros. Deben diluirse 80 grs. en diez litros de agua y luego utilizar.

Todas estas son soluciones que permiten un control ecológico a pesar que los resultados son un poco más lentos que si se utilizaran productos químicos.