lunes, 17 de octubre de 2011

Consejos para reducir la contaminación de interiores


La contaminación ambiental es algo que preocupa a muchas personas en todo el mundo, que han tomado mayor conciencia en los últimos años sobre aquellos peligros que se encuentran latentes y que perjudican el planeta y también al hombre.

Se ha descubierto recientemente que existen algunas plantas que son capaces de reducir la contaminación de interiores, teniendo en cuenta que existen muchos materiales que son capaces de emitir compuestos orgánicos de carácter volátil y contaminan el aire que respiramos en el interior de los inmuebles.

Este tipo de materiales se encuentran en la tapicería, plásticos, alfombras y fibras artificiales, entre otros. A todo este material debemos sumarle la contaminación de tipo químico que producen por ejemplo los insecticidas, pegamentos, pinturas y limpiadores.

Hace más diez años que un estudio realizado por la EPA (Agencia de Protección Ambiental del gobierno estadounidense) informó que la “contaminación de interiores” se encuentra entre los diez problemas de tipo ambiental más importantes.

Para dar solución a la contaminación de interiores y evitar así respirar aire contaminado, puede repetirse la experiencia que un ingeniero de la NASA realizó para mantener el aire de los vehículos espaciales limpio y saludable a partir de ciertas plantas.

Para llegar a esta conclusión comenzó por estudiar las plantas domésticas descubriendo que varias de ellas podían reducir la contaminación de interiores a niveles no detectables por 24 horas.

Dos de estas plantas son las que pertenecen a la familia de los cleomes y los filodendros, un género que posee más de doscientas cincuenta especies diferentes y son plantas de tipo ornamentales.

Son plantas que además de tolerar casi cualquier tipo de iluminación, sólo necesitan regarse una o dos veces a la semana, siendo además resistentes a las plagas, con el agregado que al no poseer flores no producen alergias.

En realidad, hoy se ha concluido que la mayoría de las plantas de interior limpian el aire contaminado que se encuentra dentro de las casas. Potho, regel, caladium y aglaonema son algunas de estas plantas.

Pueden cultivarse plantas que no demanden demasiados cuidados, buscando especies como cactus que además tienen gran resistencia, siendo imprescindible utilizar abonos naturales evitando los químicos que contaminan el ambiente.