domingo, 25 de septiembre de 2011

Reserva de la Bioesfera El Cielo


Una zona montañosa que se encuentra al suroeste del Estado de Tamaulipas en México, posee una magnífica Reserva de la Bioesfera llamada El Cielo.

La zona donde se encuentra El Cielo es conocida como Sierra de Cucharas y abarca los municipios de Juamave, Llera, Gómez Farías y Ocampo, limitando al norte con el río Guayalejo, en la parte oriental con el río Sabinas y el Frío, en tanto que al sur lo hace con Ocampo y en el área occidental lo hace con Tula y Jaumave, una zona semidesértica.

Esta Reserva posee diversos tipos de vegetación que se diferencian según la altitud sobre el nivel del mar donde se encuentran. Una reserva con bosques tropicales, otros de montaña y algunos bosques de pino encino húmedo.

Por último el denominado Matorral Xerófilo de las laderas de las zonas más bajas que se encuentran en la vertiente oeste de sierra donde la vegetación es desértica.

La importancia de esta reserva, como de tantas otras que existen en mundo, hace necesario un cuidado y estudio constantes, para ello El cielo se divide en diferentes zonas de acuerdo a ciertos criterios científicos estando restringidas en muchas de ellas tanto la explotación forestal como la caza y la pesca.

Ya desde los años cincuenta esta región ha sido objeto de estudio y preservación por parte de los investigadores, sobre todo por sus características de biodiversidad, creándose por ejemplo un Centro Interpretativo Ecológico.

El Cielo posee una vegetación única que se destaca por ser exuberante y con mezcla de diferentes especies de árboles, algunos típicos de México tal como las palmas y otros como nogales que son característicos de Norteamérica, además de orquídeas, acacias, robles, magnolias y begonias.

Plantas como la Magnolia Tamaulipana o el Chamalillo son producto del relieve montañoso que sumado a los diferentes climas ha podido producir un gran número de endemismos.

Toda esta región cuenta además con una fauna silvestre que proviene de otras regiones como por ejemplo el oso negro que posee una importante población que habita la reserva de El Cielo, además del jaguar, el tigrillo y el puma, todas especies típicas de México.

Muchos investigadores y científicos consideran El Cielo como la “isla de montaña” de mayor biodiversidad y endemismo existente en todo el noroeste de México, donde el desmonte en exceso de bosques podría causar un desequilibrio grave tanto en lo referente a un balance hídrico de la región como de las zonas bajas.

En la actualidad y tratándose de una zona protegida las principales actividades productivas de los pobladores que habitan la región es principalmente la prestación de servicios dedicados al turismo y la recolección de palmilla.

El Cielo ofrece productos y servicios turísticos variados a cargo precisamente de los habitantes de a reserva, como hospedaje, alimentación y transporte. Existen también aquí rutas para la práctica de senderismo, observación de mariposas y aves con interpretes ambientales que acompañan a quienes visitan la zona.

Los principales objetivos que persigue la reserva de El Cielo son la preservación tanto de animales como vegetales, logrando un equilibrio ecológico, además de dar protección a la diversidad genética de las especies que aquí habitan, siendo un centro de investigación dedicado al estudio de los ecosistemas.

Asimismo, y teniendo en cuenta tanto la cultura como necesidades de las poblaciones que habitan la región es necesario crean una alternativa de desarrollo sustentable que sea viable, como el turismo que deberá ser regulado y muy bien planificado, que garantice la conservación de las áreas naturales

El Cielo ha sido reconocido por los científicos como un tesoro natural y uno de los más importantes del mundo, de allí la importancia de su conservación para el presente y para las generaciones futuras.

1 opiniones :

Gorka dijo...

Estupendo blog y enhorabuena por vuestra clasificación preliminar en los premios Bitácoras. Seguiremos de cerca vuestro blog, os deseamos mucha suerte. Un saludo.