lunes, 15 de diciembre de 2008

Insecto palo - Carausius morosus

Os hablé hace un tiempo de un vídeo que había visto sobre un insecto palo, era la primera vez que veía uno y me produjo gran sorpresa tanto sus movimientos como su aparente fragilidad. Coincidencias de la vida a los pocos meses Maria Jose de Villarochel, en la visita que le hice con mi hijo, nos regaló un par de estos fásmidos, que no median más de un centímetro, que hemos cuidado durante todo este tiempo y que han crecido de una manera increible.


 La verdad es que no dan trabajo apenas, solo hay que estar atento con la temperatura, entre 18 y 28ºC, de cambiar el agua cuando la ensucian cada dos o tres dias, y de ponerles una hojas de rosal o zarza cada noche. Posiblemente a partir de ahora ponga un botecito con agua debidamente tapado para que no caigan accidentalmente con varias ramas de rosal dentro de él, será alimento para por lo menos 4 dias.


Cada cierto tiempo, yo lo hago cada 10 dias, es necesario hacerles un poco de limpieza en su habitáculo, debiendolos sacar de él con mucho cuidado atrapándolos por el torax ya que si tiramos de sus patas pueden desprenderse de ellas debido a que tienen ese mecanismo de defensa para intentar burlar a sus depredadores. Tambien hay que tener en cuenta que con sus patas se enganchan a todo y es tarea complicada a veces casi imposible el moverlos si se aferran a algo, ellos son pacientes hasta la saciedad y nosotros tambien lo debemos ser. Son unos bichos muy interesantes¡¡¡ ;)